close
close

10 preguntas para hacerle a la persona que alquila tu casa para pasar las vacaciones

Desde las condiciones de cancelación hasta la proximidad a las zonas de ocio y servicios básicos, pasando por el equipamiento o el contacto en caso de emergencia, son muchas las cuestiones que debes aclarar antes de reservar tus vacaciones.

Las vacaciones son un momento de relajación y desconexión. Quizás por esta razón, muchos eligen hoteles y resorts donde llegar temprano a la piscina para encontrar el mejor lugar para su toalla es su principal preocupación. Sin embargo, frente a la opción todo incluido, cada vez son más las personas que optan por el alquiler vacacional, una alternativa con pros y contras.

Aunque requiere una mayor implicación en las tareas del hogar -aunque siempre un poco más relajada que en la vida cotidiana- ofrece más libertad e independencia. Además, es una opción que permite una mayor flexibilidad en el gasto. Si estás pensando naturalmente en alquilar una casa, apartamento o similar en la costa este verano, aquí tienes una guía rápida de las preguntas básicas que puedes hacerle al propietario.

1. Cómo es la casa

Aunque internet se ha convertido en un escaparate de lujo para elegir un destino de vacaciones, no siempre es el canal elegido para buscar casa en verano y, aunque lo sea, puede que no contenga demasiados detalles. Por eso, es importante que cuando contactes al anunciante le preguntes todo lo relacionado con la propiedad: qué tipo de casa es, número de dormitorios, baños y cualquier otra pregunta que sea relevante para ti y tus acompañantes y que pueda ser de tu interés.

2. ¿Qué servicios están incluidos?

La misma llamada telefónica, correo electrónico o contacto te ayudará a saber con qué comodidades cuenta y una de las ventajas de alquilar una vivienda para pasar las vacaciones es que ofrece una mayor independencia que otras alternativas. Saber si tiene o no lavadora, microondas, secadora o aire acondicionado puede marcar la diferencia al considerar múltiples opciones.

3. ¿Disponen de sábanas y toallas?

Lo mismo se aplica a los textiles. Si bien es cierto que muchos hogares incluyen sábanas y mantas cuando la estación o el lugar lo requiere, es importante aclarar si también cuentan con otro tipo de recursos como toallas de baño o incluso paños de cocina.

4. ¿Hay wifi y cobertura?

Dependiendo del destino de vacaciones, puede haber problemas de red y la casa en cuestión no tiene conexión WiFi o está en el campo. Si estás pensando en alejarte del bullicio para alargar tus vacaciones dedicando unos días al teletrabajo en un entorno sugerente, mejor que lo aclares antes de reservar.

5. ¿Qué “extras” están incluidos?

Hasta aquí no se trata sólo de aclarar dudas, sino de constatar problemas que suelen contener la mayoría de los alojamientos turísticos. Sin embargo, muchas casas tienen extras, cuyo disfrute no siempre está claro. El uso de la piscina o del jardín comunitario, la barbacoa…

6. ¿Dispone de parking propio?

Tampoco está de más saber si la casa que piensas alquilar para el verano tiene parking privado. De lo contrario, siempre puede consultar cómo hay estacionamiento disponible en la zona o si hay un estacionamiento cercano al alojamiento específico.

7. ¿Está cerca de los servicios básicos?

Nadie planifica sus vacaciones con la idea de que habrá algún imprevisto relacionado con la salud. Sin embargo, es importante saber a qué distancia está el centro de salud más cercano, especialmente cuando se viaja con niños. Otros aspectos como si hay o no tiendas cerca también entrarían en esta categoría de servicios mínimos.

8. ¿Oportunidades recreativas?

Según el tipo de viaje que estés planeando, este tema puede ser más o menos importante para ti y tus acompañantes, por lo que vale la pena hacerlo con alguien que alquile tu casa para pasar las vacaciones. Bares, restaurantes, discotecas… La oferta de ocio es muy amplia, así que aprovecha para informarte antes de llegar.

9. ¿Cuál es la política de cancelación?

Aunque está al final de la lista, esta es probablemente una de las preguntas más importantes que debe hacerse antes de firmar algo. La política de cancelación esencialmente define los términos bajo los cuales tanto tú como el propietario pueden cancelar el contrato, por lo que pueden ser una herramienta extremadamente valiosa cuando llegue el momento.

10. ¿Contacto en caso de emergencia?

La última de las preguntas que debes aclarar antes de tus vacaciones es qué hacer en caso de emergencia. Un aire acondicionado que no funciona, un baño atascado, un ratón dando vueltas por la cocina… No es el escenario ideal, pero si ocurre es mejor que contactes con alguien que pueda solucionar cualquiera de estas incidencias que amenazan tus vacaciones. . .

Add a Comment

Your email address will not be published.