close
close

Alfredo Canteli confía en que la reforma de los accesos a la torre de la Catedral de Oviedo tenga un retorno turístico

Alfredo Canteli, Alfredo García Quintana y Pablo León contemplan Oviedo desde la torre. / Juan Carlos Román

El alcalde, junto al director general de Patrimonio Cultural, Pablo León, visita las obras que califica de “magníficas”; y el concejal de Hostelería, Alfredo García Quintana

albert arce

el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; el Concejal de Turismo del Ayuntamiento, Alfredo García Quintana; y el director general de Cultura y Patrimonio del Principado, Pablo Léon; subió los 184 escalones que separan la parte inferior de la superior este viernes por la mañana
Torre de la Catedral evaluar el resultado de la propia reforma de accesos, financiada con una subvención municipal de 100.000 euros y otros 30.000 del Cabildo para hacer frente a la crisis de costes. Las conclusiones no pueden ser mejores. Desde la Aguja, Canteli ha calificado la obra de “magnífica” y ha felicitado a “Jorge Hevia (arquitecto encargado de las obras) por un trabajo tan bien hecho y tan bueno para Oviedo”.

Una, que, según ha informado el Primer Alcalde, con el nuevo horario de visitas a la torre gótica, que comenzará el próximo 1 de agosto. Por ello, el Ayuntamiento ha “animado a los turistas a subir porque ahora es mucho más fácil gracias a los soportes instalados”. “Vamos a participar, como no podía ser de otra forma, en todo lo que influya en Oviedo, en todo lo que haga bueno a Oviedo. Es una inversión que tiene que pagar”, enfatizó Canteli y bromeó: “Llegamos a la cima como niños”.

La reforma de los accesos a la torre muestra que la catedral tuvo dos campanarios hasta la guerra civil

Por su parte, Pablo León ha calificado la obra como “una intervención muy rigurosa” que a su vez “forma parte de un plan maestro ejemplar en España”. Más precisamente el número 25 después de que Cosme Cuenca y Jorge Hevia lo iniciaran en 1996. para los que quedan pocas semanas, van acompañados pero no guiados. En cada una de las tres paradas del recorrido, están disponibles tres paneles explicativos con códigos QR para que los participantes descarguen información en sus teléfonos móviles: en el cuerpo de los contrapesos, en la espadaña y en el cuerpo renacentista.

Este último presenta la flecha calada que corona la catedral y vistas “totalmente diferentes” de Oviedo, explicó más tarde el equipo de gobierno en una nota de prensa. En este sentido, las visitas, que tienen una duración aproximada de una hora, se ofrecen de lunes a sábado con una veintena de personas en cada turno y tienen un precio de 8 euros. Este; Sin embargo, no incluyen el acceso al resto del complejo de la catedral, ni están incluidos en la cuota de membresía de la catedral. Según la temporada, habrá entre tres y cinco turnos de visita por día.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *