close
close

Árbitro casi linchado en Mundial de México

Jesús “Chucho” Díaz Nacido en Barranquilla, su vida estuvo ligada al béisbol. Fue receptor por varios años y luego de su retiro se dedicó a la existencia árbitro, todo en el barrio de La Victoria. Un día le propusieron que dejara de arbitrar beisbol a futbol y poco a poco fue escalando hasta los partidos de primera división. Ya en la década de 1980, fue considerado uno de los mejores árbitros de Colombia y ganó la escarapela de la FIFA.

El árbitro tuvo la oportunidad de llegar al Copa Mundial de México 1986 donde lideró a Irak 1-2 Bélgica en la fase de grupos. Luego vino un gran desafío en los cuartos de final cuando fue nombrado árbitro central del partido. México vs Alemania para los cuartos de final. En el Estadio Universitario de Monterrey, el ‘Tri’ tenía la ilusión de dar la sorpresa de la mano del entonces jugador del Real Madrid. Hugo Sánchez. Por otro lado, los “teutones”: Harald Schumacher, Andreas Brehme, Lothar MatthäusFélix Magath, Karl-Heinz Rummenigge, Pierre Littbarski y otros

Partidos importantes arbitrados por árbitros colombianos

El partido estuvo muy igualado y no fue fácil para los europeos como muchos pensaban. A los 65 minutos el colombiano remitió a Thomas Berthold con tarjeta roja directa y México comenzó a presionar a los alemanes. Apenas 5 minutos después llegó la gran polémica cuando Francisco conoció a ‘abuelo cruz con media vuelta, pero ‘Chucho’ ya había volado uno falta anterior sobre Brehme. Luego el árbitro envió a Javier Aguirre a la prórroga y los ‘Teutones’ se clasificaron por penales.

Cuando Díaz llegó al aeropuerto de Monterrey, comenzaron a gritarle: “¡Ladrón! ¿Cuánto te pagaron los alemanes?. El árbitro no se quedó callado, sus propios compañeros tuvieron que sujetarle y le gritó a uno de los aficionados: “Te pegaría”. No quedó así, en el avión lo siguieron insultando y entonando: “Pique, pique, muerde, que lo mastique el árbitro“. “Pique” era la mascota de la Copa del Mundo, un chile con bigote y sombrero de mariachi.

El árbitro chileno que huyó de Colombia luego de que lo amenazaran y lo llamaran borracho

Fue tanta la molestia que los tripulantes optaron por poner al árbitro en su lugar cabinao. Siempre satisfecho con su desempeño, Díaz explicó en una entrevista en 2017: “Me fui de México muy feliz. Si México hubiera ganado ese partido, si los jugadores mexicanos hubieran explotado esa superioridad numérica, si No habrían pateado tan mal la ejecución. los tiros desde el punto de penalti, sin duda habría progresado como árbitro”.

El gran gol del que se arrepintió un árbitro en un Clásico Capitalino

Add a Comment

Your email address will not be published.