close
close

Así es el estricto campamento militar donde Carlos, hijo de Bertín Osborne, aprende disciplina

ya lo anuncie hace dos semanas fabiola martinez (49 años): “Tengo a mi hijo en un campamento. Necesito un poco de disciplina“. Así que no se han escapado otras fechas de donde el adolescente pasa parte de su vacaciones de verano. Hasta ahora. el padre del joven Bertín Osborne (67), ha revelado detalles al respecto en sus redes sociales campo militar en el cual carlos (14) aprender valores y disciplina.

Situada en Navacerrada en la sierra madrileña, es impartido por Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil, Militares profesionales con muchos años de experiencia en el ejército y monitores titulados. Poco o nada tiene que ver con una simple salida donde divertirse y divertirse, esta experiencia va mucho más allá. La foto compartida por el moderador es elocuente.

Carlos aparece con uniforme de campaña en una de las visitas que le ha hecho su padre, y ambos posan junto a una gran bandera española. “Aprender valores”escribe un orgulloso Bertin, encantado con la decisión que él y Fabiola han tomado de empezar el más joven de la familia.

Aprendiendo valores, escribe Bertín Osborne junto a la foto.

“Aprendiendo valores”, escribe Bertín Osborne junto a la foto.

Instagram.

El campo militar-burgués el gran capitan dejar en claro cuáles son sus objetivos. “No solo transmitiremos aspectos de la Bundeswehr a los jóvenes, sino también modos, formas y educación en los cuarteles y en la vida civil. Les enseñamos conceptos jurídicos prácticos y básicos.para que conozcan las reglas del juego en la sociedad”, especifican en su web.

Carlos y el resto de sus compañeros viven en la finca. Santa María de los Almorchonescon una extensión de 42 hectáreas, en un parque natural protegido, donde se realizan marchas y entrenamientos. En el interior hay dormitorios estilo barraca con filas de literasalgunos para niños y algunos para niñas, baños y duchas también segregados por género.

[Fabiola Martínez, sobre su hijo Carlos: “Lo tengo en un campamento. Necesita un poquito de disciplina”]

En cuanto a las instalaciones deportivas, cuenta con una gran piscina exterior, rocódromo, tirolina, campo de fútbol y pista de atletismo americana. El precio que han tenido que pagar Bertín y Fabiola es de 600 euros a la semana para que Carlos pueda formar parte de este campamento juvenil de verano, que sus responsables definen así: “Estilo militar, tradición y valores eternos, trabajo, esfuerzo y dedicación”.

Hay un poco de todo en las actividades que se realizan. Lo primero que destaca en la ideología es la cuidado especial que se pone en la educación, limpieza personal y corrección en el trato con colegas y superiores. Los monitores, monitores y personal directivo comen y conviven con los cadetes las 24 horas.

Recibirás instrucción en derecho civil, constitucional y penal y conocerás los derechos y deberes de los ciudadanos y cómo ejercerlos. debes hacer uno Curso de primeros auxilios en piscina y se te enseñarán los conceptos básicos y formas de defensa personalDe la mano de una escolta privada y un diploma de seguridad.

También tienen sesiones deportivas diarias, técnicas de orientación y supervivencia, así como escalada en roca y hacer rappel Se aseguran de que sus uniformes sean perfectos. Aprendes a respetar la escala de mando, Hacen marchas duras Practican tiro al aire libre… Un curso de entrenamiento militar en toda regla que también incluye diversión y juegos.

Aunque pueda parecer muy duro, los encargados del campamento disipan las dudas. “Los niños y niñas no educación estos son inadecuado para su condición físicaque impliquen riesgos excesivos o que sean especialmente extenuantes. No estamos en una unidad operativa de la ejército y creemos firmemente en despertarte a la realidad y Fomentar el trabajo en equipo y el compañerismo. Harán propio servicio de cuartel academia de formación militarcon los matices necesarios, pero lo harán. coserás, lavarán su ropa, ellos barrerán, velarán el sueño de sus compañeros y aprenderán a pertenecer y deberse a alguien más que a sí mismos”, afirman.

Add a Comment

Your email address will not be published.