close
close

Campamentos municipales, excursiones, piscina y juegos de naturaleza, alternativas para niños vulnerables en Vallecas

MADRID, 13 (PRENSA EUROPA)

Los niños de familias vulnerables del madrileño distrito de Puente de Vallecas tendrán acceso este verano a diversas actividades, como campamentos urbanos, excursiones, piscinas o juegos en la naturaleza.

Instituciones como la Asociación Barró, con sede en el Centro Chapotea, ofrecen alternativas a jóvenes de familias pobres que, en la mayoría de los casos, no pueden financiar un campamento después de terminar la escuela.

La educadora Lidia Santos, en declaraciones a Europa Press, ha indicado que la Fundación ”la Caixa” apoya y colabora con el establecimiento a través del programa CaixaProinfancia. “Este programa incluye colonias urbanas y campamentos y apoya estas actividades socioeducativas en la temporada de verano”, dijo.

Así, están previstas actividades en el propio barrio y en sus alrededores, entre otras como una visita al CaixaForum en el centro de Madrid o una semana en la Sierra donde los niños han realizado rutas, caminatas y juegos en la naturaleza. “Las familias y los niños que participan en estas actividades son niños en situación de riesgo o vulnerabilidad con pocos recursos económicos”, dijo.

Trabajan con los chicos durante todo el año y estas actividades están diseñadas como un ‘cuarto trimestre’. Suelen empezar sobre las 9:30 o 10:00 horas y suelen salir a las 15:00 horas, aunque tardan más si hay excursión.

Además, les ofrecen la comida de ese día, con la posibilidad de hacerles un catering picnic con bocadillo, agua y una pieza de fruta, o el menú tradicional con un primer y segundo plato y postre. Además, si se ausentan una semana, llegan todos los víveres para que los jóvenes puedan alimentarse con “una alimentación equilibrada, sana y variada”.

DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Sobre el impacto de la pandemia de la Covid-19 en los más jóvenes, la educadora asegura que les ha afectado “muy mal”, sobre todo en cuanto a las actividades grupales y el contacto.

“Pudimos realizar actividades conjuntas. Hay muchas conexiones, sinergias… la oportunidad de desarrollar una actividad donde éramos pequeños, medianos y mayores”, dijo.

Él cree que los niños se destacaron al hacer las cosas “muy individualmente” y olvidarse de “esa apariencia grupal”. “El tiempo libre se redujo en la pandemia a tabletas o teléfonos móviles que tenían la capacidad de hacerlo todo sin control, sin pautas, y al final fue una generación la que se formó”, señaló Santos.

Luego están los jóvenes que tenían miedo de exponerse a no usar mascarillas. “Otra cosa que era bastante preocupante era el tema de la autoestima (…) ponerse la máscara es no mostrarse a los demás y quitársela es un problema”, agregó.

Por otro lado, Santos detalló que también organizan actividades en el campamento para trabajar contenidos específicos, como talleres de género, igualdad, prevención de violencia o el uso de redes sociales y nuevas tecnologías adaptadas a su edad.

La educadora también enfatizó lo importante que es que los niños sepan cómo pasar su tiempo libre. “Les enseñamos aquí. Te preguntamos, ¿qué te gustaría hacer? ¿Qué te gusta? Trabajar con ellos de manera saludable en su tiempo libre”, explicó.

EFECTOS DE CALENTAMIENTO

Tras las olas de calor que azotan la región, Santos ha afirmado que los días que se pasan dentro del recinto están “contados” y que la mayor parte de las actividades del barrio urbano se desarrollan al aire libre. También van a la piscina exterior dos días a la semana y los viajes pueden ser a pie o en autobús cuando la temperatura es muy alta.

Asimismo, ha confirmado que por el camino mojan a los niños que llevan agua y un gorro. En el restaurante también organizan unos días de juegos de agua para refrescarse, y en el campamento están en un entorno natural donde la temperatura es más baja.

Por su parte, la educadora María Aguado, encargada de los grupos más jóvenes, ha destacado que este mes de julio han ido a la piscina, a las piscinas naturales, a la Sierra… además de destacar que son niños, que “la mayoría de las veces no salen de su distrito.

“La mayoría vive cerca (…) vienen de ambientes pobres, les falta mucha estimulación”, dice la educadora, quien explica en detalle que se trata de niños que no tienen los recursos suficientes, por ejemplo en el Go on vacaciones o visitar la playa o la montaña.

Estas actividades se enmarcan en el programa CaixaProinfancia de la Fundación ‘la Caixa’, que permite a 35 entidades de la Comunidad de Madrid promover este verano colonias urbanas, centros abiertos y campamentos para que más de 4.250 niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad estén en riesgo La pobreza o la exclusión pueden desarrollar valores y herramientas personales enfocadas a promover la igualdad y romper el ciclo de la pobreza.

La Fundación Bancaria “la Caixa” cree que el acceso a actividades de ocio de calidad influye en los resultados escolares y es un determinante importante del éxito educativo.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *