close
close

Clubes de la zona ilusionados con la reapertura de la piscina Rías do Sur

La reapertura cautelar del complejo deportivo Rías do Sur ha sido acogida como un soplo de aire fresco por los clubes deportivos locales que lo han utilizado, el Club de Waterpolo Pontevedra, el Club Natación Galaico y el Club Galaico Sincro.

Obligados a salir de su centro de entrenamiento habitual por el cierre unilateral de instalaciones de Supera el pasado mes de abril, estas tres unidades podrán volver a la normalidad a partir de septiembre, inicialmente en la piscina de 25 metros.

Una situación provocada por la inutilización de la copa olímpica, que sufrirá varias reparaciones y se repondrá cuando la situación de sequía lo permita.

“Estamos felices porque al final es nuestra única oportunidad de sobrevivir a largo plazo. No era factible con la cantidad de licencias que tenemos”, explica José Tellería, presidente de Waterpolo Pontevedra, quien asegura que “todo lo que ofrece espacio para entrenar es positivo porque libera otras sedes para otros equipos”.

Un sentimiento compartido por la presidenta de Galaico, Amparo Porta, quien calificó la resolución como una “salida al final del túnel”. Para este club, que actualmente cuenta con un número aproximado de 200 licencias, la disponibilidad de la piscina de 25m ayudaría a empezar la temporada y volver a la normalidad.

a expensas de la sequía

La reapertura de la piscina de Pontemuíños para clubes deportivos se ha topado con el problema del preaviso por sequía en toda Galicia, que impide recuperar la Copa Olímpica para entrenamientos y competiciones por su “lamentable” estado, según ha recordado. el presidente de la Fundación Rías do Sur, Héctor Vilariño, en la rueda de prensa del pasado miércoles tras la sentencia judicial.

Una dificultad que no sería un problema para los clubes en este inicio de temporada, pero que si las cosas continúan podría significar que tendrán que buscar de nuevo otras sedes ya que la piscina de 25m no tiene la profundidad ni la distancia requerida para algunos. Deportes.

“Pudimos empezar allí sin problemas, ya que la pretemporada también se puede hacer fuera del agua sin mucha profundidad”, explica José Maquieira, presidente de Galaico Sincro. En este caso, el club, que superó las 80 licencias la temporada pasada, tiene la oportunidad de volver a la piscina de la Escuela Naval de Marín.

La profundidad de la piscina también es una dificultad para el waterpolo ya que la piscina crea una de sus zonas.

Sin embargo, el club pontevedrés espera que la sequía no altere significativamente el transcurso de una temporada histórica para su primer equipo, la primera de un conjunto gallego en la máxima categoría.

“Si no se puede llenar para entonces, la idea es tener la piscina de la Escuela Naval disponible los primeros días porque la piscina del CGTD es válida para las ligas autonómicas pero no para la nacional”, explica Tellería.

Add a Comment

Your email address will not be published.