close
close

Comités de e-salud, rayos x y electro en casa o en misiones de paz | compañías

La pandemia, el miedo al contagio y las largas listas de espera en los ambulatorios han disparado las actividades de telemedicina. “Es un concepto que se ha puesto de moda últimamente y cada día surgen muchas empresas bajo su nombre. Sin embargo, hace 25 años nadie hablaba de eso”, dice Aquilino Antuña, director general de Comitas e-Salud. Así que solo esta empresa manchega se atrevía a ofrecer servicios de asistencia médica a pacientes que se encontraban a miles de kilómetros de cualquier centro de salud y necesitaban tratamiento.

El origen de esta empresa se remonta a 1995. Aparece como filial de la empresa tecnológica Tecnobit al amparo de las comunicaciones por satélite utilizadas por los buques militares (servicio Inmarsat).

Los responsables de la empresa reconocieron las necesidades médicas que tenían los soldados en las misiones de mantenimiento de la paz, y en áreas objetivo como Libia o Afganistán, vieron que no tenían aseos en su zona cuando tenían problemas de salud o cuando necesitaban hacerse pruebas diagnósticas.

Alegría Activity, con sede en Vitoria, adquirió el pasado año el 90% de las acciones

Así que se pusieron manos a la obra e hicieron posible, a través de un equipo de telemedicina equipado con un software, conectar a los militares de aquellas remotas localidades con el Hospital Militar Gómez Ulla de Madrid, donde sus cardiólogos, traumatólogos, dermatólogos… “A través de Con un Agradecimiento al innovador sistema de telemedicina, los médicos podían diagnosticar a estos soldados a gran distancia”, dice Antuña.

El directivo recuerda que al principio no fue fácil, pero los muchos años de experiencia con este tipo de servicios asistenciales ayudaron a la empresa a despegar en el campo de la telemedicina y consolidarse en el sector. A día de hoy la compañía emplea a 20 personas y prevé facturar dos millones de euros este año, un incremento del 100% respecto a 2021.

equipo y clientes

El equipo de Comitas, la joya del negocio, consta de un maletín transportable que contiene todo lo necesario para realizar el examen del paciente: un electrocardiograma, un monitor de constantes vitales, oxígeno en sangre, cámaras de examen, un ecógrafo, etc. Según el director general de la empresa , “necesita que el centro médico remoto no tenga un especialista al lado y sea fácil de usar para el paciente. Es decir, cualquiera puede usarlo.” Además, cuenta con todo el material necesario para que el médico, que se encuentra a miles de kilómetros del paciente, pueda realizar un diagnóstico certero en tiempo real.

Las fuerzas armadas, las cárceles o los grandes pesqueros, algunos de sus clientes

A lo largo de estos años, Comitas ha trabajado con clientes como las fuerzas armadas, centros penitenciarios y grandes barcos pesqueros. También ha cumplido varias misiones humanitarias en diferentes partes del mundo. “Y todo esto con gran certeza. Transportamos los datos de nuestros pacientes de forma encriptada con requisitos de protección muy estrictos y luego los almacenamos en nuestros propios servidores”, añade Antuña.

un paso mas alla

Maletín de telemedicina.


Maletín de telemedicina.

Además de la actividad principal comentada anteriormente, esta pequeña empresa acaba de lanzar unas unidades móviles con las que “lleva la salud al paciente y no al revés”, apunta Antuña. Estas unidades transportables están equipadas con aparatos de rayos X, ecógrafos y material adecuado para realizar pruebas diagnósticas, exploraciones generales, dermatológicas, otorrinolaringológicas u oftalmológicas al paciente sin necesidad de desplazarse de su domicilio. “Esto significa que Comitas va un paso más allá en su servicio de asistencia médica a distancia, llevando las pruebas diagnósticas a la puerta de cada persona y evitando el traslado de pacientes a hospitales o centros de salud”, comenta.

nuevo accionista

Y esto es posible después de que la empresa vitoriana Alegría Activity, especializada en unidades móviles para todo tipo de servicios (vacunas, quirófanos), adquiriera el pasado año el 90% de las acciones de Comitas. La empresa, dirigida por Juan Jesús Alegría, aumentó el capital de la empresa manchega en unos 700.000 euros para desarrollar esta actividad de exámenes de rayos X y ecografías a domicilio.

Con estas nuevas unidades, cualquier persona que necesite una radiografía porque ha tenido una lesión o porque tiene molestias en alguna parte del cuerpo puede pedir cita con Comitas a través de un calendario online y concertar una consulta para el día y hora que más le convenga. Tú mejor. El teléfono llegará a usted a la hora acordada. El coste de esta prueba ronda los 90 euros.

Interior de la unidad móvil.


Interior de la unidad móvil.

Tras realizar la prueba y desde la web, el paciente puede descargar el informe radiológico junto con los resultados de la placa en un plazo de 48 horas. El directivo señala que “para poder realizar una prueba, el usuario necesita que un médico le emita un volante”.

La empresa cuenta con 200 médicos de Asmedit, con los que tiene un convenio de colaboración. De esta forma, uno de estos profesionales realiza una consulta online con el paciente y, si es necesario, emite un volante para programar la prueba. Fuentes de Comitas aseguran que “este sistema está dirigido básicamente a personas dependientes o con movilidad reducida por edad, lesiones y enfermedades, o incluso aquellas que viven en lugares remotos y no quieren desplazarse a un centro médico”.

De esta forma, Comitas e-Salud extenderá la telemedicina y las pruebas diagnósticas a domicilio, evitando el traslado de pacientes a hospitales o centros de salud y acercando la atención médica a una España desierta.

Además, la compañía destaca “la avanzada tecnología en diagnóstico por imagen de estos dispositivos, que permite cubrir todas las necesidades radiológicas”. Estos equipos también disponen de un vestuario para que el paciente respete su intimidad.

planes de expansión

De momento Comitas sólo está activa en el sector privado, con sus dos unidades móviles que recorren Madrid, pero Antuña prevé que la compañía “a medio plazo estará presente en el resto de provincias españolas”. También considera trabajar para la salud pública y aseguradoras privadas. Para ello, presenta sus consultas a las compañías e instituciones de seguros de salud con el objetivo de incluir sus servicios. “Ahorrarías tiempo y dinero en llevar al paciente al hospital”, enfatiza.

Además, a Antuña le preocupa que “los servicios públicos de salud reserven el 70% del transporte en ambulancia para los pacientes que necesitan hacerse pruebas y no para los que viajan porque tienen una emergencia real. Con nuestras unidades móviles se evitarían muchos desplazamientos de este tipo. Lo ideal sería mover datos, no pacientes”, concluye.

Las residencias de mayores, la próxima apuesta de la compañía

Aquilino Antuña, director general de la empresa.


Aquilino Antuña, director general de la empresa.

Potencial. Comitas e-Health ampliará su negocio ofreciendo exámenes de rayos X y ecografías en residencias de mayores (5.500 en España).

Presente. La empresa de telemedicina ya ha comenzado a trabajar en algunos de estos centros de mayores de Madrid y estudia su entrada en otras provincias.

Guardar en la computadora. Con esta actividad, la compañía no solo quiere evitar los miles de desplazamientos que realizan los pacientes desde las residencias de mayores a los hospitales para hacerse pruebas, sino también eliminar las molestias y problemas de salud asociados a estos traslados.

Medio. Actualmente, Comitas e-Salud cuenta solo con dos unidades móviles, pero irá ampliando sus recursos materiales y profesionales en función de la demanda futura.

Add a Comment

Your email address will not be published.