close
close

Cómo elegir una piscina desmontable para tu hogar

Ahora que llega el buen tiempo, muchas familias están optando por tener una piscina en casa. Pero recuerda que no todas son iguales, existen muchos tipos de piscinas, incluso si hablamos de piscinas desmontables.

Para ayudarte a elegir la piscina desmontable ideal para tu hogar, de la mano de Piscinas Athena te mostramos una lista de claves que debes tener en cuenta para elegir el modelo ideal. Si tienes en cuenta los siguientes consejos, tu decisión será mucho más fácil y podrás estar seguro de que la piscina realmente se adapta a ti.

¿Qué material es mejor para la piscina elevada?

Analizando el catálogo de piscinas desmontables de PiscinasAthena, vemos que actualmente existen piscinas fabricadas en diferentes materiales. Te mostraremos cada uno y hablaremos un poco sobre cada uno para que puedas ver fácilmente qué material es el mejor para tu piscina.

-El plastico: también puede ser de PVC. Se caracterizan por ser hinchables y tubulares. Además, son fáciles de guardar, por lo que pueden ser una buena opción para las personas que no quieran complicarse demasiado la vida. Por supuesto, son las piscinas las que deben recogerse después de la temporada de verano. También hay que mantenerla seca y limpia para que no se pudra y no se pueda utilizar al año siguiente.

acero: caracterizado por una estructura robusta, puede ofrecer diferentes acabados exteriores para dar un mejor aspecto al jardín. Además de su resistencia y diseño, podemos decir que son muy duraderas, por lo que esta puede ser una buena opción si buscamos una piscina que dure muchos años. Como nos dicen los expertos en piscinas, es una muy buena alternativa a la larga.

madera: Es bastante similar al acero, solo que en este caso está revestido con madera especial para piscinas. Son piscinas resilientes siempre y cuando tengan los cuidados adecuados. Este tipo de piscinas, al igual que la piscina de acero, se pueden desmontar fácilmente, aunque gracias a su resistencia, se pueden montar durante todo el año si se desea. Aunque se suele recomendar desmontarlos si no es mucho trabajo.

¿Cuál es la mejor superficie para la piscina?

Tras elegir el material, el siguiente punto a tener en cuenta es el acabado. Como te vamos a mostrar, existen diferentes acabados, solo tienes que elegir el más adecuado.

compuesto: también conocido como imitación madera. A simple vista puede parecer madera, pero en realidad estamos hablando de un plástico. La ventaja es que ofrece un buen diseño pero requiere poco mantenimiento, por lo que es una opción práctica.

madera: Esta es otra opción interesante, aunque necesita algo de mantenimiento. Además, se les pueden dar diferentes acabados para que luzcan de cualquier forma. Combinan muy bien con casi todo tipo de estilos de jardín.

fibras naturales: En esta gama encontramos diferentes estilos. Por ejemplo, el ratán o el bambú son los más populares.

Piense en la superficie sobre la que se colocará la piscina

Al instalar la piscina, es importante recordar que siempre debe montarse sobre una superficie nivelada. Esto significa que no solo debe estar nivelado, sino también liso para evitar daños en el fondo de la piscina. Por esta razón, Es importante que el suelo esté bien equilibrado y compactado.. Esto asegurará que la piscina esté haciendo su trabajo y que no haya ningún problema.

A esto hay que añadir que siempre se coloca sobre una manta protectora o tapiz para darle un extra de protección. Algunas personas eligen crear una base sólida de concreto, pero es más costoso, por lo que el techo suele ser la opción más común.

¿Dónde se debe colocar la piscina?

Antes de comprar es importante tener en cuenta el lugar donde lo vamos a instalar. Según el espacio, podemos adquirir una piscina más o menos grande. Recuerda que es importante tener en cuenta las dimensiones para que la piscina se ajuste fácilmente.

Para evitar problemas, apostar por ella suele ser una buena opción Instale la piscina cerca de un tomacorriente, una entrada de agua y una salida de agua. De esta manera todo te resultará mucho más fácil y la instalación no te causará dolores de cabeza.

Piensa en las dimensiones de la piscina.

Una vez elegido el lugar donde instalaremos la piscina, es el momento de adquirir la piscina. Y para evitar problemas, siempre debemos comprar una piscina que seguro que se adapta a nosotros. Como nos dicen los expertos de Piscinas Athena, no solo tenemos que tener en cuenta el largo y el ancho. También es importante prestar atención a la altura.

Por otro lado, la piscina no debe ocupar el 100% del jardín, siempre se recomienda dejar un espacio para que la piscina nos permita disfrutar también del jardín. A veces suele ser buena idea mantener una distancia mínima de 1,5 m. Esto asegura que la continuidad y la circulación sean posibles. Cuanto más espacio mejor, para que puedas tumbarte junto a la piscina y disfrutarla al máximo.

pensar en accesorios

No olvides adquirir los accesorios que la piscina necesita para su correcto funcionamiento. Para que te hagas una idea, suele ser necesario utilizar una depuradora, limpiafondos, cloradores salinos, escaleras, láminas térmicas, láminas y protectores de suelo.

El objetivo es que la piscina quede perfectamente instalada para que funcione correctamente. Así podrás sacarle el máximo partido y estar seguro de que has hecho una buena inversión.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published.