close
close

¿Cómo se acercó Netflix a mí para hablar sobre Estados Unidos? – José Ramón Fernández

Recibí una invitación de Netflix para hablar sobre Estados Unidos en los años 80 y 90 para hablar sobre Estados Unidos en general. Porque si bien soy 100 por ciento antiestadounidense, creo que algo de eso ha ayudado a Estados Unidos a crecer, volverse más fuerte, más importante y tal vez más odiado.

Es parte de lo que Estados Unidos estaba buscando en ese entonces. Entonces lo grabamos personalmente, estaba Emilio (Azcárraga), estaba gente de América. Les pregunté si podía decir lo que quisiera y me dijeron: “Puedes decir lo que quieras”.

Así que estábamos hablando de Estados Unidos en los años 80, que tenía grandes jugadores, que tenía un buen entrenador, que era uno de los equipos líderes, que era un equipo importante que atraía multitudes y también intimidaba a sus oponentes. Fue la época de Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Antonio Carlos Santos y muchos jugadores de alto perfil que los tuvieron y ahora no los tienen.

Me acordé de un momento bonito en el América de los 90 cuando contrataron a Leo Beenhakker, un entrenador de renombre, de renombre, tanto que llegó a dirigir equipos como el Real Madrid. Llegó a México Corriendo América y con el talento que encontró en Kalusha que era un jugador que pasó por toda la banda, en Biyik que hizo un gran Mundial en Italia 90 con Camerún América le estaba empezando a ir bien decían que La Selección era espectacular, tenía Buenos jugadores.

Pero un día, a Beenhakker lo llamaron para que se presentara a una reunión del día siguiente y le dijeron: ‘Estás despedido’. El presidente del club era Emilio Díez Barroso, una especie de mal carácter, prepotente, prepotente, incómodo, en qué punto hecho estúpido. Luego lo despidió por contratar a Joaquín del Olmo, le habían dicho que no lo contratara por un tema de contrato y por eso lo despidieron.

Tales decisiones echan a perder a Estados Unidos. Que America Es un equipo que da vida al circuito, que atrae mucha gente, que da polémica, que llena los estadios, pero la empresa que los gestiona es todo lo contrario, no atrae pero impone condiciones, domina brutalmente el fútbol. en México en los años 70, 80, 90, 2000, 2020. Si trabajas en Televisa, todo lo que hace América está bien, pero la gente se ha dado cuenta de que en las buenas y en las malas no tiene por qué ser así.

El América es un equipo que ha fichado a jugadores espectaculares como Iván Zamorano, Piojo López, Salvador Cabañas, jugadores talentosos e importantes. América siempre tuvo la capacidad de traer ese tipo de jugadores, hoy América es un equipo común, un equipo pobre, no sé si el costo afectó todo lo que se tuvo que reparar fuera del Estadio Azteca por las exigencias del Mundial.

No sé si esto impide que Estados Unidos compre jugadores de alta calidad. Cabecita Rodríguez, que está fuera de forma, es un buen jugador que sabe hacer goles pero lamentablemente todo lo que se dice del América en la cancha está viciado por la empresa que los maneja.

Televisa es un desastre, son un montón de corruptos incompetentes donde dicen que lo que hacen está bien hecho. Parece imposible que vendan este equipo de futbol, ​​Televisa tiene años y Azcárraga sabe que no ha crecido desde que asumió el futbol mexicano, América lo ha hecho porque tiene el peso de Televisa pero futbolísticamente en el selección nacional Fue un revés.

El futbol en México se tiene que manejar de otra manera, los derechos de televisión se tienen que compartir, no pocos, y la empresa lo sabe.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: “AMERICA VS AMERICA”, LA SERIE EAGLES QUE LLEGA A NETFLIX.

Add a Comment

Your email address will not be published.