close
close

Dos palacios y un monasterio convertidos en hoteles de lujo en la Sierra de Huelva

llega el otoño. El momento perfecto para perderse en la inmensidad de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche. Una nueva estación donde disfrutar de largos paseos por parajes naturales de ensueño que solo podrás encontrar en la provincia de Huelva.

Si estás planeando un viaje a la montaña y quieres hospedarte en un hotel funky donde la historia, el lujo y la comodidad van de la mano, debes conocer estos tres lugares para hospedarte que te conquistarán.



¡Objetivo!



Finca Superior Príncipe de Cortegana

Vive una experiencia única e inolvidable en el Palacete Príncipe de Cortegana, ubicado en un terreno de unas 30 hectáreas, donde la tranquilidad, las vistas despejadas y el aire puro que se respira conviven con la elegancia de su diseño. es un espacio único que se eleva en armonía con el paisaje natural de la zona denominada “Fuente del Gila”, en el borde del Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche.

Disfruta de la tranquilidad y el bienestar de la zonaque te envuelve y te invita a disfrutar del confort moderno elegante diseño de Palacete de 1.000 m2un edificio muy espectacular con una entrada principal con techo abovedado y luz natural con figuras geométricas, suelo de piedra natural tallada que culmina en un aljibe de estilo árabe.

Pasea por el extraordinario patio cubierto y climatizado por sus pasillos perimetrales, de unos doscientos metros cuadrados y inspirado en el patio de la Alhambra. En su parte central hay una fuente de cerámica y un gran ventanal con vista panorámica.

me gusta este lugar uno de los más especiales de la provincia de Huelva. Y no es para menos. Su historia, su belleza y el entorno en el que se encuentra lo convierten en el destino perfecto para relajarse.

Se trata de “Hotel Convento Aracena & Spa”. Con cuatro siglos de historia y un encanto capaz de conquistar a cualquier visitante, está diseñado para el descanso en un ambiente moderno spa y cocina de montaña que harán de tu alojamiento una experiencia inolvidable.

mintiendo a los pies del Castillo de Aracenaen plena Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, se encuentra este precioso monasterio del siglo XVII, hoy transformado en un singular hotel de cuatro estrellas.

Respetando el patrimonio arquitectónico del monasterio, se ha conservado su fisonomía y se le han añadido todos los elementos necesarios para el bienestar de los clientes.

En el claustro y jardín Respirarás paz y tranquilidadsu iglesia te invita a conocerla y disfrutarla y puedes coronar una estancia inolvidable dejándote seducir por su SPA.

Las instalaciones tienen Piscina de agua salada, hidroterapia con chorros a diferentes alturas, cascada e hidromasaje. En la zona de sauna con sauna seca finlandesa, que, a diferencia de la gruta de hielo, tiene un efecto tensor de la piel.

Ubicado en el corazón de Conjunto Histórico de Aroche, declarado Bien de Interés Cultural, Este nuevo hotel está muy vinculado a la oferta turística del municipio de Aroche, que se caracteriza por su amplia oferta de turismo patrimonial y arqueológico.

La casa palaciega del Conde del Álamo es una mansión del siglo XVIIIaunque con construcciones documentadas del siglo XVII. Se han encontrado restos arqueológicos del siglo XII.

El palacio está íntimamente ligado a la ciudad romana Arucci Turobriga, visitable ya unos 2 km. Esta relación se debe a que el propietario de la casa palacio, el Conde de Álamo, era también propietario del castillo Finca La Belleza donde se encuentra la ciudad romanay por ello utilizó una serie de materiales de construcción romanos en la construcción de su mansión, que se puede ver en el hotel tras la restauración de la Casa Palacio.

El Hotel Casa Palacio Conde del Álamo dispone de 17 habitaciones dobles y 2 junior suitesasí como sala de conferencias y congresos, bar-restaurante, zonas comunes interiores, solárium, patio ajardinado y piscina con espectaculares vistas a la Puerta de la Reina del Castillo y los Picos de Aroche.

El hotel permite el desarrollo de un pequeño turismo de congresos, pero también una estancia en un municipio rico en historia y patrimonio, que también se puede apreciar en las paredes y estructuras del propio hotel.

Add a Comment

Your email address will not be published.