close
close

El alcalde rechaza la petición de Zona G de aplazar las obras

Hace una semana, la asociación empresarial Gamonal (Zona G) solicitó al equipo del Ayuntamiento el aplazamiento de las obras de la zona peatonal de las calles Francisco Grandmontagne y Roma, que está previsto que comiencen en noviembre. Su argumento fue que esta acción coincidió con campañas importantes para el comercio, como el Black Friday (el 25 de este mes) y especialmente la Navidad, la época del mayor movimiento de ventas del año. La respuesta del alcalde Daniel de la Rosa no se hizo esperar y causó gran malestar en el sector porque su pedido no fue tomado en cuenta.

La presidenta de la agrupación, Victoria Vélez, denunció que esta situación provocará graves perjuicios a los comerciantes y muestra la cautela de la agrupación al respecto. “Parece que quieren que en enero estemos todos en la cola del paro”, apunta, al tiempo que se pregunta “quién quiere venir a comprar a Gamonal si quitan el parking de las zonas más comerciales. ”

Vélez recuerda que el club siempre ha apostado por mejorar el barrio. De hecho, se refiere a las numerosas actividades que promueve a lo largo del año para revitalizar la vida en la calle y embellecer su imagen, citando como ejemplo el proyecto Barrio de Genios, que consiste en la realización de murales y el pintado de diversos elementos que incluyen mobiliario urbano. Sin embargo, no comparte el momento en el que comenzará la actuación anunciada, y a su queja se suma que el Ayuntamiento aún no ha lanzado una campaña de bonos de consumo para reactivar el sector “que más lo está pasando mal recuperándose de la economía”. .” Consecuencias de la pandemia.

El Alcalde se puso en contacto con Zona G nada más conocerse la petición, respondió a la imposibilidad de aplazar el inicio de las obras y les invitó a una futura reunión para explicar los motivos de esta decisión. Estos pasan por los términos de los fondos europeos con los que se realiza parte de la actuación. “A finales de noviembre hay que contratar la obra y en un mes como máximo hay que firmar la ley de revisión para empezar”, explica De la Rosa, en alusión a la existencia de “motivos legítimos” que permitirían realizar una intervención. retrasado, pero entre los que no se encuentra una campaña comercial.

Yendo más allá, el ayuntamiento afirma que la mayor parte del trabajo se llevará a cabo en la primera mitad de 2023, en la que “tanto el Black Friday como la Navidad prácticamente no se verán afectados por las zonas peatonales”.

La petición de los comerciantes era posponer la intervención hasta el final de la venta (finales de marzo) para salvar estos tres picos de venta.

Add a Comment

Your email address will not be published.