close
close

El cloro en el agua de la piscina y sus efectos negativos en los dientes

No todo el mundo tiene la suerte de poder ir a la playa en verano, un caso especial para la gente a la que no le gusta. Por ello, muchos tienen la oportunidad de refrescarse ante las altas temperaturas que llegan con mucha fuerza este año. una piscina durante las tardes de verano. Son muchas las horas que se pueden pasar en la piscina hasta salir con los dedos arrugados. pero ¿Pasar mucho tiempo en la piscina puede tener un efecto negativo en tu salud? La verdad es que sí, en un rango que quizás no esperabas.

Veinte intoxicados por exceso de cloro en una piscina de Mallorca

Veinte intoxicados por exceso de cloro en una piscina de Mallorca

Lo que esperas de los efectos de una piscina son hongos o irritación de los ojos por el cloro. Sin embargo, el cloro también afecta la salud bucal. Este componente se utiliza para evitar la aparición de bacterias y otros microorganismos que convierten la piscina en un charco lleno de posibles infecciones. El exceso de cloro o pasar demasiado tiempo en la piscina aumenta el riesgo de irritación de dientes y encías.

La piscina y su efecto en los dientes

El cloro provoca cambios en el agua. De esta manera lo hace el pH del agua es más alto que el de nuestra saliva y provoca una gran descompensación que hace que el esmalte de nuestros dientes se erosione y desgaste, así como que aparezca sarro en nuestros dientes.

Hay una variedad de estudios que han trabajado sobre esta base para mostrar cómo pasar más de seis horas a la semana durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de padecer lo que se conoce como ‘Tártaro nadador’el surgimiento de Manchas marrones que aparecen en los dientes de la zona delantera y que es Común entre los nadadores profesionales.

En las personas que no se han comprometido con la natación profesional el problema no es tan grave ni tan evidente, pero el cloro sigue teniendo este efecto, sobre todo en verano cuando pasamos el día fuera de casa y no nos cuidamos tanto como lo hacemos lo hacemos, debemos tener salud bucal.

Todo este desgaste debilita el esmalte dental y crea una mayor sensibilidad dental cuando comes o bebes algo muy frío. Sin embargo, esto es lo de menos ya que pueden aparecer poco a poco si no cuidamos nuestra boca y tomamos medidas correctoras. otros problemas como caries, gingivitis, mal aliento o gingivitis.

¿Cómo evitarlo?

Para evitarlo, se recomienda una visita piscina de agua salada, aunque esta opción no siempre está disponible. esperar dieta equilibrada y saludable aportar nutrientes y vitaminas es clave para una buena salud bucodental, además de bebe mucha aguasobre todo en verano para mantenernos hidratados y crear una buena producción de saliva.

Visite al dentista con frecuencia y buen cepillado nunca debemos ser olvidados. Eso sí, cuando sabemos que estamos en una piscina de cloro, es importante recalcar, sobre todo a los niños, no pongas agua en tu bocaporque estaríamos poniendo nuestros dientes en contacto directo con el agua de la piscina y su alto contenido en cloro.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *