close
close

El cloro, otro peligro en verano

Con el verano, las piscinas y la playa se convierten en el mejor aliado para combatir el calor. Podemos encontrarlos en casa, en nuestra comunidad o en nuestro destino de vacaciones. Sin embargo, debemos recordar que la cloro Puede volverse peligroso, y si bien los socorristas son los encargados de controlarlo, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones.

Las piscinas en España contienen entre 0,4 y 2 miligramos de cloro por litro

Se acerca el verano y más de uno recurre a la piscina “de cabeza”, y nunca dicho mejor. Las piscinas y las playas son nuestros mejores aliados para hacer frente a las altas temperaturas, ya sea desde nuestra propia casa o en nuestro destino de vacaciones. Aún así, es importante recordar que las piscinas usan cloroun elemento que se ha convertido en una gran amenaza para nuestra salud.

Aunque el socorrista es el encargado de comprobar la limpieza y la cantidad de productos químicos utilizados para limpiar la piscina, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para no ofendernos.

Así lo confirma la doctora y miembro del Grupo de Trabajo de Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Airam Jenny “Siempre hemos escuchado que el cloro es malo, y por una buena razón. Lo que está claro es que esto es necesario para mantener fuera del agua gérmenes y bacterias, pero también es cierto que tiene un aspecto negativo para la salud”.

En cuanto a las piscinas en España, todas contienen entre 0,4 y 2 miligramos de cloro por litro, aplicado siempre para que los elementos orgánicos como el sudor, la orina y las bacterias se evaporen y el agua quede “limpia”. Por lo tanto, se pueden desarrollar bacterias e infecciones si no se usa.

¿Puede este tipo de químico afectarnos?

El cloro es esencial para mantener limpias nuestras piscinas, pero también es peligroso si hay demasiado, ya que puede causar infecciones. tales como irritación de mucosas, ojos y piel y dificultades respiratorias tales como tos, broncoespasmo en pacientes con asma.

Otro factor importante a tener en cuenta es la presencia de niños en las piscinas, ya que suelen permanecer muchas horas en ellas bebiendo agua, lo que puede provocar intoxicaciones.

Cómo evitar estos problemas

dr. Airam Jenny Dávalos destaca que los problemas están relacionados con los efectos nocivos cloro Pueden aparecer en cualquier etapa de la vida, por lo que enumera algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  1. Limite el tiempo que los niños nadan en la piscina.
  2. Trate de evitar que traguen agua.
  3. Ir a piscinas que sigan las medidas de higiene adecuadas.
  4. Lleve consigo los medicamentos recetados para el asma en caso de que sea necesario usarlos en la piscina.
  5. Dúchate cuando salgas de la piscina para limitar los efectos dañinos en tu cabello.
  6. Es recomendable utilizar un gorro de baño y una mascarilla capilar para nuestro cabello.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *