close
close

el equipo inspirando a toda una generación a salir de la pobreza

Cazucá es un municipio del oriente de Soacha, colindante con la ciudad de Ciudad Bolívar en Bogotá. Sus cerros están cubiertos por un laberinto de casas que albergan a cerca de 70.000 personas, con caminos precarios y dificultades para acceder a los servicios públicos. Esta es una de las zonas más afectadas por la pobreza y la violencia en la comunidad. Precisamente por eso, desde hace más de 15 años, la Fundación Tiempo de Juego, una organización que trata de alejar a los jóvenes de la drogadicción y pandillas a través de actividades deportivas que fomentan la convivencia y el protagonismo juvenil.

En 2019, Tiempo de Juego hizo una alianza con la Fundación Pazífico para formar un equipo que pudiera competir en competencias de alto nivel y llevar en alto el nombre de la comunidad: Cazucá FC El club, compuesto por 60 niños y jóvenes en tres categoríasya ha cosechado notables éxitos: en el mismo año de su creación, se coronó campeón de la Copa Santa Fe Independiente, torneo organizado por el equipo de la capital, y ha logrado pasar de la División C a la A de la Liga de Fútbol de Bogotá. . . .

La asociación, formada por 60 niños y jóvenes en tres categorías.
La asociación, formada por 60 niños y jóvenes en tres categorías. – Foto: Jorge Serrato

es una gran oportunidadexclamó Edward Quiñones, de 17 años, de los cuales estuvo tres años en el Cazucá FC. “Pagar en una escuela sería muy difícil para mí. Pero aquí nos dan los uniformes, el arbitraje, el transporte desde y hacia los lugares de entrenamiento. Lo unico que piden es sinceridad“, reveló. Parte del compromiso también es seguir estudiando en la escuela y no perder el año, un requisito esencial para permanecer en el equipo y que Edward cumplió hasta su graduación de la escuela secundaria hace unos meses.

Más allá de los premios, Cazucá FC se esfuerza por crear un futuro mejor para la juventud de la comunidad y Soacha. Julián Palacios, asistente técnico del club, explicó que la oportunidad de ser incluido en este grupo es alentadora los jóvenes se centren en el deporte y experimenten una vida alejada de los líos del barrio.Cambiamos la historia: su referente ya no es el delincuente que se va con dinero, sino que admiran al chico que tiene el nivel más alto en el equipo“, agregó.

Para Tomás Martínez, quien fue beneficiario de niño Tiempo de juego y hoy es el entrenador de porteros del equipo, la disciplina y la dedicación que exige el deporte evitan que los jóvenes más vulnerables den pasos en falso. “Si no fuera por el fútbol, ​​quién sabe si estaría vendiendo drogas o peleando allí. Entonces estamos tratando de hacer lo mismo con los chicos de hoy: los formamos en valores y tenemos psicólogos para asesorarlos. El objetivo principal es que sean buenas personas.“, afirmó. Así, Cazucá FC promete romper el ciclo de violencia y pobreza en la comunidad poco a poco y a punta de gol.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published.