close
close

El Gobierno de Macron fija este invierno un plazo para reformar las pensiones

Este contenido fue publicado el 29 de septiembre de 2022 – 07:24

París, 29 sep (EFE).- El Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, ha fijado como fecha límite para el próximo invierno la aprobación parlamentaria de una ley de reforma de las pensiones que retrasará la edad de jubilación, aunque antes abrirá un periodo de consultas.

El objetivo es “abrir esta serie de consultas antes de Navidad y adoptar un texto antes de que finalice el invierno”, dijo el jueves el ministro de Trabajo, Olivier Dussopt, en una entrevista con la emisora ​​LCI.

Dussopt se mostró convencido de que “los agentes sociales y las fuerzas políticas participarán en estas discusiones”, aunque algunos sindicatos y la izquierda ya han manifestado su total oposición a la reforma y prevén movilizaciones como la convocada este jueves por la Confederación General de Sindicatos (CGT ) con varios centros minoritarios.

En las últimas semanas se ha especulado con que Macron cree que no tiene sentido esperar más y que la reforma debe integrarse en la tramitación parlamentaria de los presupuestos de 2023, que está previsto que comience a principios de octubre.

Sin embargo, algunos miembros destacados de la mayoría política que le apoya, y en particular el exministro François Bayrou, se han pronunciado a favor de evitar un choque repentino que pueda degenerar en protestas y han abierto negociaciones para ello.

Al respecto, el ministro de Trabajo, que encabezará las discusiones, reiteró que Macron había “fijado una línea” consistente en “un aumento gradual de la edad de jubilación”.

En concreto, el objetivo sería elevar la edad mínima de jubilación en cuatro meses al año desde los 62 años actuales hasta los 65 años en 2031.

El motivo de este retraso es el déficit esperado en el sistema de pensiones en los próximos años si no se modifican los parámetros de financiación.

Macron ha reiterado por activa y por pasiva que no está dispuesto a recortar las pensiones (de hecho, ha prometido subir el mínimo a 1.100 € netos al mes, frente a los 1.000 € actuales), subir los impuestos o aumentar aún más la deuda pública. .

Es decir, su solución para mantener un sistema de pensiones equilibrado en su financiación es ‘trabajar más’ durante la vida.

Uno de los argumentos que él y su gobierno suelen esgrimir es que con esta reforma, Francia se acercaría a la situación que ya existe en la mayoría de los demás países europeos, que también han retrasado la edad de jubilación a 65 años o más.

En cuanto a la entrada en vigor de la reforma, Dussopt reafirmó que esta debería ocurrir “a partir del verano de 2023”. EFE

ca/ig

� EFE 2022. Queda expresamente prohibida la retransmisión y redistribución de todo o parte del contenido de los Servicios EFE sin el previo y expreso consentimiento de Agencia EFE SA

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *