close
close

El Gobierno regional colabora en la reapertura de la piscina de El Berral

El Delegado del Ejecutivo Eusebio Robles visita las instalaciones de la piscina de la Mancomunidad de El Berral, que han reabierto este año tras dos años cerradas gracias a unas obras de reparación financiadas por el Gobierno regional. La interrupción de su actividad a causa de la pandemia, junto con algunos problemas que se habían producido en las instalaciones, imposibilitaron su puesta en funcionamiento este verano, por lo que la Mancomunidad solicitó apoyo económico al Gobierno regional para realizar diversas obras que esto hizo posible la reapertura.

La instalación da servicio a los vecinos de los municipios de la Mancomunidad, a saber, Alhóndiga, Fuentelencina, Peñalver, Berninches, Moratilla de los Meleros y Valdeconcha. Durante su visita, el Delegado de la Junta estuvo acompañado por los Alcaldes de Moratillla de los Meleros y Alhóndiga, y los Alcaldes de Fuentelencina, Valdeconcha y Berninches.

La piscina se construyó hace una década con fondos del gobierno regional para ahorrar costos a estas seis comunidades. Con el tiempo, surgieron algunos problemas en las instalaciones. El sistema de limpieza presentaba deficiencias operativas, con pérdidas importantes de agua en varias tuberías y sellado inadecuado de ciertas zonas de la piscina. Estas carencias también provocaron pérdidas de agua, lo que se tradujo en mayores costos, con reparaciones ocasionales en los sistemas de bombeo e incluso problemas en el suelo por fugas. Como había pérdidas continuas, había que bombear agua continuamente desde un pozo, lo que se tradujo en un descenso importante de la temperatura del agua de la piscina.

Una vez finalizadas las obras, estas deficiencias se subsanaron retirando el pavimento perimetral de la piscina, reparando las canalizaciones, sellando el agua y reparando los terrenos.

Además, el complejo cuenta con un edificio que alberga los vestuarios, baños y caja, que también presentaba algunos defectos que también se han subsanado. La cubierta del edificio estaba afectada por problemas de estanqueidad en los lucernarios y presentaba múltiples filtraciones. Una vez finalizada la obra, se repararon los desperfectos en la cubierta y techo de pladur provocados por la humedad en el interior. Se pintó el interior del edificio y se repararon los baños, las duchas y las puertas dañadas.

Al repasar la ejecución de todas estas obras, el Delegado de la Junta destaca la importancia de “obras aparentemente menores, sobre todo en pequeñas comunidades, donde con inversiones de este tipo se puede ofrecer colectivamente un servicio público que sería muy costoso para una ciudad y una comunidad”. individualmente, y este es un atractivo más para que nuestras ciudades tengan oportunidades de vida y ocio ligadas al verano”.

Add a Comment

Your email address will not be published.