close
close

Elvis: el da que el rey del rock se convirti en el rey del pasodoble

Tabla de contenido

Elvis

  • Género: Drama
  • Director/a: Baz Luhrmann
  • Ao: 2022
  • Duración: 159
  • Nacionalidad: Australia
  • Actores: Austin Butler, Tom Hanks, Richard Roxburgh, David Wenham, Olivia DeJonge, Kodi Smit-McPhee

El pasodoble, el pasodoble espaol, existe bsicamente para que la que tropa no pierda en paso: un comps binario de ritmo moderado a razn de 120 zancadas por minuto. Y todo seguido como, en efecto, un pasodoble. El rock and roll, en cambio, es otra cosa. El rock&roll es esencialmente rock&roll. Con todo lo que eso significa: es ritmo, pero sobre todo es justo lo contrario. No es tanto lo que es como lo que deseara ser. No es realidad sino puro deseo. Y aqu, como rey indiscutible, Elvis.

Por todo lo anterior, se hace raro que Baz Luhrmann se haya decidido por hacer una pelcula que ms parece un pasodoble para rendir pleitesa al rey del rock. Luhrmann es de todos los directores el que mejor y con ms gracia (y dinero) ha sabido configurar los barrocos y siempre delirantes lmites del deseo. Era cuestin de tiempo que el director del exceso, el responsable de joyas de lo desmedido como Moulin Rouge, El gran Gatsby o Romeo+Julieta de William Shakespeare (Australia nos la saltamos) se encontrara con Elvis, el rey no slo del rock and roll sino de todo lo que excita, de todo lo que se mueve, de todo lo que brilla. Ninguna figura ha dado la cultura popular tan excitantemente grimosa, tan feliz en el juego irnico de ser lo que no era: un autntico diablo negro llamado a revolucionar la moral, las costumbres y los ritmos en la piel de un ngel blanco nacido en Tupelo. Elvis, en efecto, fue siempre (y es) justo lo contrario.

Desde el primer segundo, con las letras de la productora como si se tratara de una creacin demente de Swarovski, la pelcula deja claro a lo que aspira. El director nos pide lo que siempre ha hecho su cine: que nos dejemos llevar tanto por la historia que se cuenta como por el sentido profundo de la caligrafa del texto. Todo, exactamente todo, en Elvis debera estar ah para sorprender, para cambiar de direccin a cada paso que da. No en balde, a Elvis se le conocen pocos pasodobles.

Sobre el papel, Elvis explora los veinte aos de relacin entre el joven cantante y su enigmtico mnager, el ‘coronel’ Tom Parker. De un lado, un sorprendente Austin Butler como el rey; del otro, el por siempre mtico Tom Hanks embutido en una segunda piel en el papel de escudero que se lo comi todo. Uno cumple con criterio y esfuerzo mximo la misin imposible de acercarse a una criatura inimitable e insustituible. El otro simplemente se deja llevar feliz de poder ser (pocas veces le dejan) el villano.

El director nos que nos dejemos llevar tanto por la historia que se cuenta como por el sentido profundo de la caligrafa del texto

Se cuenta todo: desde la primera vez que el mito pis Sun Records en 1954 hasta su fallecimiento en Memphis a la edad de 42 aos a causa de un infarto agudo de miocardio (de eso y de mucha tristeza mezclada con codena). Las paradas tambin son las habituales: su recorrido cinematogrfico, el concierto mundial va satlite de 1973, las drogas, el concierto de Navidad que no era tal, Las Vegas, su relacin eterna con Priscilla de repente quebrada…

De nuevo, el director vuelve a demostrar su facilidad para multiplicar la pantalla en un prisma digno de Escher en el que es imposible localizar los puntos cardinales y separar lo que est arriba y lo de abajo. El cine de Luhrmann es ingrvido en su abigarramiento y profundo en su superficialidad. Esfrico y envolvente. La atencin por cada detalle y por la forma correcta de hacer sonar cada nota convierten la pelcula en un recorrido visual y sonoro que va desde la sinceridad analgica a la pulcritud digital. Y siempre consciente de que lo que se ve no es tanto la representacin de nada como la representacin de un sueo que es tambin deseo. Puro kitsch. Puro Luhrmann.

Sin embargo, poco despus de iniciar el filme, empiezan los problemas en comps binario y ritmo moderado. Lo que debera ser acaba por no ser y la promesa de rock&roll se modera hasta, en efecto, el pasodoble. La pelcula navega de acontecimiento en acontecimiento con la desgana de un biopic cuyo nico sentido fuera cubrir etapas o alcanzar los 120 pasos marciales de rigor. La figura de El Coronel, que sobre el papel es la que dota de ngulo o punto de vista a la historia, en realidad se limita a oficiar de nmesis o simple cubo de la basura en la que descargar de culpa a un dolo de repente devenido santo y mrtir. Todo se antoja reiterativo en su espectacularidad sin aliento. Puro pasodoble sin alma. Y no necesariamente espaol.

+Austin Butler se antoja de golpe pura paradoja: el mejor imitador posible del hombre ms imitado del planeta.
-La condescendencia sin drama hacia el personaje acaba por hundir la pelcula en una sucesin de escenas que brillan.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Add a Comment

Your email address will not be published.