close
close

EMPRESA / Clínica Doctora Bonina: los mejores tratamientos faciales post-verano

Clínica Doctora Bonina: los mejores tratamientos faciales post-verano

De vuelta de las vacaciones de verano, la piel del rostro puede estar deshidratada y cansada debido a la exposición solar y los ritmos desequilibrados. Para suavizar las pequeñas arrugas y manchas más visibles por el estrés sufrido, se puede aportar nutrición e hidratación con tratamientos de choque específicos.

Según la Clínica de Medicina Estética Doctora Bonina de Madrid, hay situaciones en las que la piel está especialmente cansada y necesita un poco más de ayuda que los tratamientos diarios habituales.

Uno de estos momentos es el final del verano, cuando, debido a los baños de sol y los ritmos desequilibrados, la piel se muestra más estresada y deshidratada, con pequeñas arrugas y decoloraciones más evidentes.

Los efectos de la exposición prolongada al sol en la piel

Este estado de estrés oxidativo puede provocar diversos daños a nivel celular: la piel se muestra opaca y desigual, siendo esta la primera manifestación del envejecimiento cutáneo. Si no se reconocen estos signos, las consecuencias pueden ser el debilitamiento y el consiguiente envejecimiento prematuro de la piel.

Pero no sólo el sol es estresante para la piel en verano: El viento, el mar, el cloro de la piscina, las horas de madrugada, comer y beber en exceso también inciden.

Por eso, al final del verano, es importante hidratar y regenerar la piel del rostro para aportarle las sustancias que más necesita.

Consejos para regenerar e hidratar la piel después del verano

Hidratación antiedad a medida

La hidratación de la piel es fundamental no sólo para el mantenimiento de sus funciones sino también para su aspecto. La piel bien hidratada se ve más saludable, más radiante, está mejor protegida y es menos propensa al envejecimiento.

Además de asegurarte de estar bien hidratado bebiendo mucha agua y llevando una dieta rica en frutas y verduras, los mejores aliados de la piel para la hidratación son el ácido hialurónico y los proteoglicanos.

El ácido hialurónico es un eficaz agente hidratante y antienvejecimiento que aporta hidratación y confort instantáneos a la piel al garantizar una liberación prolongada de agua en las capas más profundas de la piel. El efecto rellenador del tejido también mejora el aspecto de la piel al reducir la profundidad de las arrugas.

Los proteoglicanos, glicoproteínas presentes de forma natural en la piel, son uno de los principales componentes de la matriz extracelular, junto con el ácido hialurónico y el colágeno.

Los proteoglicanos son también potentes principios activos que, gracias a su papel de “moléculas puente” entre las fibras de la matriz, fortalecen las estructuras de soporte de la piel, alisándolas y devolviéndoles estructura, firmeza e hidratación.

No dejes de reforzar tu rutina de belleza con tratamientos de choque que contengan estos activos, repetidos de 3 a 4 veces al año en ciclos.

Consigue tu ración de antioxidantes, especialmente de vitaminas C y E

Una dieta rica en antioxidantes juega un papel importante en la prevención y limitación del daño causado por la acumulación de radicales libres.

La vitamina C en particular es un poderoso antioxidante, esencial para el cuerpo y capaz de estimular la síntesis de colágeno: en particular, puede afinar la tez y dar a la piel un aspecto radiante al tiempo que unifica la tez, ya que también actúa a nivel de melanogénesis , Oscura control de formación de puntos.

Para devolverle la belleza y luminosidad a la piel, es recomendable realizar un tratamiento reparador e iluminador con vitamina C.

Regenerar profundamente la piel por la noche.

Para regenerar y revitalizar la piel del rostro cansada y estresada a largo plazo, puede ser útil enriquecer su rutina de belleza con un tratamiento de choque especialmente desarrollado para su uso por la noche.

Las fórmulas con activos antioxidantes y reparadores de la luz son ideales para la noche.

Por último, recuerda que durante el día es ideal utilizar productos para el cuidado de la piel a base de agua que garanticen el máximo frescor y ligereza. Para la noche, en cambio, es mejor elegir fórmulas con una mezcla equilibrada de aceites ligeros, que se absorben gradualmente, que son más nutritivos y por lo tanto perfectos para el descanso nocturno.

Tratamientos de medicina estética después de las vacaciones

El final del verano es el momento perfecto para centrarse en tratamientos estéticos no invasivos, más adecuados para cuidar la piel expuesta a diferentes estreses, pero sin añadir nuevos.

Las manchas solares, la sequedad, las líneas finas y las imperfecciones son los problemas que se pueden trabajar, pero también es posible prevenir el daño solar en la piel.

Bio revitalización

Entre los tratamientos menos invasivos están los de biorevitalización, realizados con inyecciones de ácido hialurónico, polinucleótidos, aminoácidos y vitaminas.

Son perfectas para el verano y la vuelta de las vacaciones, ya que no requieren un período de recuperación y las mejoras de la piel son visibles de inmediato.

Su acción es proporcionar un impulso nutricional que ayuda a la piel a enfrentar los estresores ambientales externos con más energía.

La biorevitalización de la piel restaura la firmeza y la turgencia de la piel y lucha contra la deshidratación de las capas superficiales y profundas, haciendo que la piel del rostro luzca más firme, radiante y con una tez saludable.

Botox contra las arrugas

Otra buena sugerencia es utilizar la toxina botulínica a finales de verano para suavizar las líneas de expresión y evitar que la exposición al sol las agrave o forme nuevas.

Se trata claramente de inyecciones de toxina botulínica que limitan las contracciones musculares inconscientes, como al sonreír o fruncir el ceño.

Por ejemplo, la toxina botulínica es muy eficaz para prevenir y combatir las líneas glabelares, esas pequeñas líneas que se forman en el puente de la nariz entre las cejas.

Peeling ligero y limpieza profunda

Por último, es recomendable una limpieza profunda para revitalizar la piel y así eliminar toda la suciedad acumulada durante los largos paseos por la playa, dejando visibles los puntos negros, especialmente en las zonas más grasas del rostro, la zona T, la frente y la nariz.

En concreto, propone un tratamiento específico que limpia, exfolia y regenera, que puede ser realizado manualmente por una buena esteticista o con aparatos que eliminan la suciedad de los poros con puntas de diamante.

¿Los efectos? Se eliminan las impurezas y se introducen en la piel activos nutritivos que le aportan una gran luminosidad desde la primera sesión.

Un consejo extra

Para conseguir los máximos resultados, es importante combinar el tratamiento cosmético con una acción “desde dentro”, integrando colágeno y ácido hialurónico para combatir la aparición de arrugas y potenciando la elasticidad y luminosidad de la piel, y manganeso, para proteger las células del estrés oxidativo.

Hay que recordar que cada tipo de piel tiene unas necesidades diferentes y requiere tratamientos personalizados para el rostro y el cuerpo, también después y no solo durante la exposición solar.

Add a Comment

Your email address will not be published.