close
close

Futbol Sala: Luto en el fútbol sala por la muerte de Damaris, una niña de 9 años que jugaba en Futsi

La tragedia ha golpeado de lleno al fútbol sala nacional, por culpa de uno de esos sucesos que no deberían ocurrir nunca. El pasado sábado, un accidente en el Río Jerte, a su paso por la ciudad cacereña de Galisteo, se llevó por delante la vida de la pequeña Damaris Bermejo, una niña de 9 años y apasionada del fútbol sala que se había ido a pescar con su tío.

En un momento determinado, la caña tocó un cable de luz que estaba sumergido y generó una descarga eléctrica, que zarandeó la embarcación en la que iban “Dama” y su tío. El varón quedó herido de gravedad, mientras que la niña salió despedida de la barca y cayó al agua. Su cuerpo sin vida fue encontrado por las fuerzas y cuerpos de seguridad varias horas después, cerca de la orilla.

Puro talento para el fútbol sala

La niña se encontraba allí de vacaciones, pero vivía en la localidad toledana de Las Ventas de Retamosa, muy cerca de los términos del suroeste de la Comunidad de Madrid. Es más, jugaba al fútbol sala en las categorías inferiores de Futsi Atlético de Madrid Navalcarnero, el club más laureado del fútbol sala femenino español, y que está muy cerca de su lugar de residencia.

Y es que Damaris tenía un talento especial para el que era el deporte de su vida. A pesar de que, por edad, todavía era benjamina, siempre jugaba con el equipo alevín, de categoría superior a la suya. Es más, era parte de la selección madrileña alevín, donde jugaba con chicas mayores que ella. Pero todo se truncó de golpe, en esa funesta tarde de sábado en las aguas del Río Jerte.

Luto en el deporte

Hoy, el fútbol sala llora a Damaris. Varios de los clubes más destacados del deporte, como ElPozo Murcia, Palma Futsal, Burela, Jaén Paraíso Interior o las secciones de fútbol sala de Leganés y Alcorcón, así como la propia Federación Madrileña de Fútbol Sala han ofrecido sus condolencias a Futsi, dónde están “destrozados” ante esta terrible desgracia.

“Esta es, sin duda, la situación más dramática e injusta que he vivido en los más de cincuenta años que llevo implicado en el deporte. Damaris era una niña deliciosa, alegre y feliz, con un gran talento especial para el fútbol sala. Siempre va ser un símbolo para nuestro club. Todo el cariño que hemos recibido nos reconcilia con el mundo, en el que no siempre nos comportamos adecuadamente”, alcanza a señalar a MARCA José Manuel Igea, el presidente de Futsi. Y es que ahora cuentan con una estrella más para que les guíe por siempre: la de la pequeña “Dama”, que brilla con su infinita sonrisa y un balón de fútbol sala en sus pies. Que descanse en paz.

Add a Comment

Your email address will not be published.