close
close

Getafe: La nueva vida de Miguel Palencia ligado al fútbol de élite

Miguel Palencia, (Madrid, 2 de enero de 1984) sigue ligado al fútbol desde que decidió colgar las botas. El canterano del Real Madrid, que llegó a jugar de la mano de Vicente del Bosque y Vanderlei Luxemburgo en el primer equipo blanco, rodeado de jugadores como Zidane, Beckham o Raúl, ha querido seguir su camino sin dejar de lado lo que más le apasiona. El ex también del Getafe CF, entre otros, se ha centrado ahora en la preparación física y prevención y recuperación de lesiones con MVP Training.

“Durante mi carrera deportiva estudié INEF y en el transcurso hice uno o dos años de grado y en mis últimas temporadas, antes de retirarme la acabé. Siempre me ha atraído la preparación física y todo lo que engloba el alto rendimiento. Me focalicé en prevención de lesiones, en la recuperación de cualquier persona. Me gusta la orientación al alto rendimiento y al fútbol en especial“, cuenta Miguel a MARCA.

Una de las ventajas en este tipo de procesos, sin duda, es el hecho de conocer en primera persona lo que vive un jugador de élite y enfocar todo el trabajo extra con un conocimiento más alto, como nos cuenta Miguel, más allá de los entrenamientos convencionales: “Entiendo al futbolista, sé cuando están cargados, cuando no, sé amenizar todo este trabajo de fuerza y extra para la mejora. Puedo ayudarles a la hora de corregirles dentro del campo, apoyarles y ayudarles por mi experiencia“, confiesa.

Una época galáctica

“Entreno con Roberto Carlos, que es compañero mío en Real Madrid TV y tenemos amistad. Hemos hecho pádel y tengo buen trato. Está fortísimo. Cuando he hecho giras con veteranos te encuentras con Figo, con Cannavaro y esas viejas glorias. Yo he pegado un cambio con el tema físico, ahora estoy mucho más fuerte. Así no podría jugar. Esta gente siempre te dice que estás muy fuerte“, cuenta Palencia sobre el trato con la época galáctica de la que fue compañero.

Palencia no ha querido dejar atrás ese pasado blanco y además de tener un trato cercano con el astro brasileño de manera asidua, tiene en Valdebebas su casa, donde sigue ejercitándose: “Entreno allí dos días a la semana y coincido con Butragueño, con Hierro. Mantengo la relación con todos ellos”, afirma.

El complemento de Iglesias y Ünal

Además, Miguel entrena junto a Juan Iglesias y Enes Ünal dos veces por semana. Buena parte del estado físico de ambos jugadores, claves en el conjunto azulón desde el curso pasado, son estos ejercicios que no hace más que poner en valor el día a día a las órdenes de Quique Sánchez Flores: “Con Juan llevamos trabajando desde hace un año, es un futbolista muy potente, tiene un índice de grasa superbajo y para jugar eso es vital. Tenía diferentes molestias a nivel de isquiotibial debido a su explosividad. Hemos trabajado todo eso. Juan es muy metódico, constante y atesora esa genética física, atlética, que ayuda a desarrollar mejor la musculatura”, analiza Palencia sobre el lateral azulón.

“Con Enes hemos empezado a trabajar este año Es un futbolista más o menos de la misma edad. No solamente tiene el talento en sus botas, también tiene el físico, es corpulento, se mueve muy bien. Los números no sorprenden, gracias a él el Getafe se mantuvo perfectamente y es verdad que está haciendo buenos registros. Ünal lleva ya dos goles, asistencias… tiene unos números muy buenos”, afirma sobre otro de sus pupilos.

Juan y Enes. Enes y Juan. Una relación que se extiende más allá del verde y que les ha llevado a tener un entendimiento en el terreno de juego fraguado a base de la confianza mutua entre los dos: Entrenando siempre tienen esos piques bien llevados de a ver si se ponen fuertes como yo. Entre ellos se están picando, cuando hacen tren superior, son dos futbolistas que se llevan muy bien, les gusta trabajar. Al final entre ellos se pican. Ya llegará el momento de picarme yo con ellos y enseñarles a hacer dominadas como dios manda, que aún les cuesta mucho””, comentaba entre risas el exfutbolista blanco.

“Ya le conozco, y no porque ahora empiece a trabajar con él”

“Con Juan llevaba desde pretemporada. con Ünal empecé este año. Los resultados, cuando iba a trabajar los dejas a un lado, trabajas a gusto, ellos concienciados de que tienen que trabajar. El hecho de que he sido jugador nos quedamos hablando del equipo, son unos futbolistas que están pensando en fútbol a todas horas, es lo que marca la diferencia. Piensan, quieren corregir sus fallos y trabajar. No hay que bajar los brazos, es lo que les intento transmitir. Tienen que rendir al máximo, no pueden estar ningún entrenamiento bajo a nivel moral”.

“A nivel general, las dos virtudes, como he dicho, son dos futbolistas muy comprendidos y conscientes de que tienen que seguir mejorando. Son muy constantes, entrenamos dos días a la semana siempre, no se saltan nada. Esto da sus frutos. Es una virtud general que tienen los dos. Les encanta ver y hablar de fútbol.

“Si tengo que hablar de Juan es obviamente su físico, tiene las ideas claras”

Ünal es uno de los mejores a nivel técnico de La Liga, es su principal cualidad, el aspecto táctico, se voloca muy bien, sabe entrar a los balones. Parece que tiene un imán, pero eso es saber colocarse”.

La alimantación es importante, son muy conscientes, llevan un plan muy marcado y guiado. El descanso saben que es importante. Son dos futbolistas que se llevan muy bien y los requisitos los llevan a rajatabla”

Es su segundo año en Primera, este año se está consolidando en defensa, ahora ne el lateral izquierdo. Enes ya lleva mas tiempo. El techo, en el mundo del fútbol, no solo actúas tú, hay muchas cosas por fuera que pueden interferir. Si a estos dos futbolistas les dan oportunidades pueden hacer las cosas muy bien. el Getafe es un grandísimo equipo. Tienen potencial para grandes equipos. Recuerdo en mi época, la preparación física la hacíamos con el equipo y no queríamos saber nada más. Hace años no había estas referencias y teníamos otra mentalidad. El futbolista es más consciente de que tiene que aguantar más el físico para alargar su carrera. En mi época era todo lo contrario, estabas deseando jugar para desconectar. Eso era lo que veías, era otro estilo de vida, siempre con su alimentación y cuidados”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *