close
close

Jair Palacios: “No sabría dónde estaría sin el fútbol”

Jair Palacios en el partido de ida ante Independiente Santa Fe por la final de la Liga Águila II 2017.

Jair Palacios en el partido de ida ante Independiente Santa Fe por la final de la Liga Águila II 2017.

Foto: Carlos Rosas – Mauricio Alvarado

Jair Palacios dio una dura entrevista por el gol de Caracol. El que se consagró campeón en 2017 con Millonarios habló de los problemas que tuvo con las drogas desde joven, problema que lo llevó en dos ocasiones al borde de la muerte.

Mira nuestro especial: ¿A qué nos jugamos?: La identidad del fútbol colombiano

“Incluso antes del fútbol, ​​desde muy joven, como 14 o 15 más o menos. Ese fue mi comienzo ya que vengo de un barrio muy humilde de Cali, específicamente del barrio Andrés Sanín. Jugué en un colegio que se llama Cali Sanín, me reclutó el Deportivo Cali ya los 16 años firmé mi primer contrato como profesional. Ya desde pequeño se veía mi talento para jugar al fútbol y desde esa edad empezó no solo lo del fútbol sino también lo de la cocaína, esa fue una de las pruebas de impacto que me hizo mucho daño en la vida. El Deportivo Cali me ayudó mucho, me metieron dos veces en un centro de rehabilitación pero me escapé hasta que no dijeron nada más. En este momento me voy a Panamá, pero allá fue peor. Ahora en Panamá me rompí la rodilla porque me caí en un borde filoso y por el bien de la vida dije que nunca más volvería a jugar, me aburrí, me regresé a Colombia y luego sí me caí en Bogotá”, dijo Palacios sobre su historia con las drogas.

Poco se sabía de Jair Palacios hasta hoy. Luego del título con Millonarios en 2017, club en el que estuvo hasta 2019, partió rumbo a Bucaramanga, equipo en el que estuvo recién en 2020, año en que saltó la noticia de su caída desde el cuarto piso. “Cuando me fui de Bucaramanga quería ir al Tolima pero me fui de Bucaramanga, me fui a Cali, a los dos días me tenía que presentar en el Tolima pero luego salté de un cuarto piso. Me levanté en una clínica, le digo a mi esposa lo que estoy haciendo y ella me dice que me tiró de un cuarto piso y no lo podía creer. Había tanta droga en mi sangre y cuerpo que ni siquiera podía recordar lo que había hecho, no era consciente de nada. Las personas con las que estaba en ese momento me dijeron que había comenzado a actuar raro y salté pensando que me iban a hacer daño, entré en pánico y salté. No sé cómo estoy vivo porque me caí en la acera. Cuando me levanté de la clínica, el hueso de la cadera estaba levantado y casi saliendo de la piel. En ese momento me miré y dije: ¿qué he hecho con mi vida?

¿Esperando el Mundial de Qatar 2022? Toda la información en un solo lugar encuéntralo aquí

Palacios también habló sobre los Blues y los Leopardos: “No puedo decir nada malo de la gente de Millonarios porque se detuvieron en mi parte humana y siempre quisieron ayudarme. Lo mismo pasó con el Atlético Bucaramanga”.

En entrevista con Gol Caracol habló de Hernando Parra, quien lo ayudó años atrás en Bogotá; por Miguel Ángel Russo, Jorge Luis Pinto, David Mackalister Silva, Harold Santiago Mosquera, Catalina Chica, Willy Rodríguez. Personas que han sido parte de su paso por Millonarios y Bucaramanga, quienes cree que siempre lo han animado a superar su problema de drogas y que lo han acogido en varias ocasiones.

Nosotros recomendamos: David Mackalister Silva tras el título de la Copa BetPlay: “El trabajo no regala”

En cuanto a su proceso de rehabilitación, Palacios está muy agradecido con su esposa y familia por la paciencia y el apoyo que le brindaron a lo largo de los años, en los que no solo recayó en el consumo de todo tipo de drogas, sino que también enfrentó momentos difíciles como el tiempo que le dio donde estaba. saltó desde el cuarto piso y otro donde estuvo a punto de saltar a varios autos.

“Después de saltar desde el cuarto piso tuve otra caída que nadie sabe. Ya me había recuperado, a los seis meses podía caminar bien, completamente normal, caminar normal y luego volvía a tropezar. Era mi cumpleaños, en la fiesta de Jair Palacios, hice una fiesta, ese día estaba bajo los efectos de muchas drogas, con sentimientos encontrados porque no estaba jugando al fútbol y me dijeron en la madrugada que me había tirado en los carros. . Mi esposa estaba llorando, no sé qué locura hice. Ya estoy viviendo una vida tranquila en estos días, viendo Netflix y realmente no entiendo lo que estaba pensando. De hecho, a veces le pregunto a Dios por qué me deja vivir, no entiendo, debe ser algo. La mayoría de mis amigos ya están muertos, fueron asesinados. Sin fútbol, ​​no sé dónde estaría o no”.

🚴🏻⚽🏀 ¿Lo último en deportes?: Todo lo que necesitas saber sobre el deporte mundial lo encuentras en El Espectador

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *