close
close

“La crisis de 2008 duró más de lo esperado, fue difícil de soportar”

Jaime Soto Somoano (1944) nació hace 78 años y un mes en La Salgar (Arriondas). Aunque se mudó a Oviedo con sus padres antes de los diez años y antes de cumplir los veinte, se fue a Suiza a buscar una vida y ganar algo de dinero. Allí aprendió alemán y sobre electricidad. Con esta formación sentó las bases de una carrera profesional de más de cuatro décadas como autónomo (desde los 25 años) en la empresa Soto Electricidad y Sistemas. Fundó una patronal del sector, Fenitel, de la que llegó a ser presidente a nivel nacional.

Ciudad famosa

“Me casé en Les Fuentes y nací en La Salgar, donde hoy hay un restaurante muy famoso (Casa Marcial). Luego cruzamos La Peña y nos fuimos a Les Corones ya los siete años la familia se hizo cargo de una ganadería entera en Puertas de Vidiago (Llanes) Cuando teníamos nueve años llegamos a Oviedo. Todo salió mal porque mi padre estaba muy enfermo, muy tierno, así que cambiamos de apartamento. Llanes fue el mejor lugar para nosotros, allí pensamos que quería recuperarse pero no lo hizo. Se vendió todo y llegamos a la capital. Aquí mi padre fundó un negocio de carbón en Guillén La Fuerza para vender y distribuir carbón. Pero se enfermó de nuevo. Yo tenía 17 años en ese momento y tuve que emigrar. Fui a Suiza.

En el Parlamento Europeo tras una reunión de la Federación Comunitaria de Empresarios de Electricistas.


Aprende alemán en Suiza

“Cuando llegué me asusté porque no se trabaja los viernes por la tarde, ni los sábados ni los domingos. Aquí en Asturias estudié y a la vez tenía que trabajar todos los días en una churrería Por la situación me fui a Suiza, mi padre y mi madre fueron internados los dos en el sanatorio Girón, mi hermana fue internada en un internado y mi hermano que era mucho más pequeño, desde entonces está con la familia en Ribadesella, Suiza tenía mucho tiempo, me dediqué a estudiar alemán y electricidad, trabajé como jardinero en algunos viveros y limpiaba jardines, donde estaba era un pequeño pueblo y había una pareja que eran profesores en la escuela, así que les pregunté si podían dar lecciones, compré una grabadora y solía grabar todas las conversaciones para poder escucharlas de nuevo, así que comencé a hacer ese alemán, para muele el verdadero, no el que se habla en Suiza”.

Regresar

“Después de dos años y medio logré recaudar algo de dinero y regresé porque mis padres ya habían salido del hospital en ese momento. Aquí estaba buscando una empresa que era Famos Electricidad y les dije que quería aprender el oficio porque sabía mucho de teoría pero no tenía práctica. Les pedí que me llevaran a los mejores oficiales y las mejores obras donde pudiera aprender. Y estuve un año y efectivamente aprendí, de ahí fui como oficial de Isolux a la estación termal de Soto de la Barca. Yo estaba estudiando, pero como tenía menos experiencia que los demás, salía en las tardes para que no me llamaran esquirol, el resto de mis compañeros y yo volvíamos a terminar mi panel o el trabajo que tuviera. . Al día siguiente, cuando el ingeniero hizo la revisión, ya había terminado todo el trabajo. De ahí me llevaron a otro lugar donde no quería ir y pedí trabajar en montaje eléctrico. No había vacante y les dije que me iba”.

Frente a uno de sus primeros locales.


Alemanes en Ensidesa

“Dejé ese trabajo y me fui a Ensidesa (ahora ArcelorMittal). Allí había un grupo de alemanes que estaban montando la fábrica de hojalata en ese momento. Un día estaba trabajando en mi panel eléctrico cuando alguien se me acercó y me habló en español. Me pregunta qué estoy haciendo y cómo estoy. Respondí en alemán, pero el tipo no notó nada sobre el movimiento. Poco después volvió y me dijo: ‘Tú hablas alemán’. Y empezamos a charlar. Poco después, como dos días después, me llama a la oficina y me dice que soy traductora de los alemanes de la fábrica. Ya había un traductor, pero tenía una ventaja sobre él y es que era muy versado en tecnología, si estaba hablando de una clave, podría indicar el tipo, estaba hablando de claves en general. Siempre estaba con ellos, al punto que lo haría si uno de ellos los recogía en auto para trabajar como traductor, estaba ganando dinero porque me pagaban por hora y había días que estaba hasta 26. horas. ¿Como es eso? Bueno, porque después de cierto tiempo has pagado dos veces”.

oferta de trabajo

“En Ensidesa, en un momento contrataron a una gerente general y me ofrecieron el puesto. Se suponía que tenía la categoría de ingeniera y tenía un salario muy bueno. Pero desde entonces tengo lo necesario para comenzar mi propia negocio, incluso alquilé un piso a la entrada de Avilés con mi mujer para mudarnos a trabajar en Ensidesa pero nunca entramos rechacé un trabajo fijo en una categoría que no tengo porque un día fui brillante pero no ingeniero porque Yo tenía mi propia empresa”.

El hombre de negocios con un vehículo publicitario.


aprende más

“Antes de montar mi propio negocio, pasé un tiempo formándome en la casa Crolls, que ya casi no existe, donde se fabricaban lavadoras y secadoras. También tomé un curso de reparación de televisores y allí conocí a un chico. Veníamos de mundos de países diferentes, él de la radio y yo de las reuniones. Y le sugerí que montara una empresa y me dijo que sí. La llamábamos Mace, que fue un nombre que le dio, pero no recuerdo exactamente por qué. Porque reparamos televisores, electrodomésticos o lo que sea. Vivir. Medio año después nos separamos porque era muy buena persona, pero tenía un concepto de la empresa completamente diferente al mío. Conocía la empresa y no. Lo peor es que tampoco quería aprender”.

volar solo

“Teníamos establecida la empresa en la calle Posada Herrera; luego el 19 de julio me fui solo; me fui a la avenida Santander; luego a Pando; después a Padre Aller; y lo último en Monte Gamonal que me trajiste porque ahora aquí la empresa es de mi hija que tenia cuatro tiendas vodafone en oviedo pero las cerro por los saltos que di cambiando de tienda siempre he subido, avanzo por ejemplo fue en 19 de julio una muy pequeña Tan pequeña que cuando la secretaria estaba arreglando una lavadora ella tuvo que ir a la entrada a hacer una llamada porque los dos no cabíamos ahí y tuvimos que subir unas escaleras que eran muy estrechas Teníamos clientes Muchos porque arreglamos lo que fuera, lo que sea que nos trajeron no tuvimos problema tuvimos casos raros porque habia españoles viviendo en francia y nos trajeron la tv dami t lo pudimos arreglar cuando estaba ahí ya estaba agonizando porque decían que era así se veía muy bien y que era el televisor de su vida, el francés hacía televisores espectaculares. Lo que hicimos fue quitar el equipo e instalar uno nuevo. Ya no era la televisión francesa, pero estaban felices de irse a casa y yo me veía bien y estaba ganando dinero”.

Jaime Soto, primero por la izquierda, con el equipo de fútbol de su empresa


mudanzas

“De ahí nos fuimos a la Avenida de Santander donde mi cuñado tenía un lugar que usábamos como campamento. También era un lugar pequeño. De ahí me fui a la Avenida de Pando porque había hecho unos trabajos en un contratista que era todo menos pagar Estaba involucrado en la construcción de un edificio que creo que no debería tener licencia hoy hablé con un amigo, Ceferino Fernández, de Metalux, que siempre supuso que los dos éramos del mismo barrio, de Rancho, en Guillén la Fuerza, me dijo que negociara con él, a ver qué me debía, me quedé con dos departamentos, el departamento al que me mudé y dos parkings que eran enormes no tenia tiempo para nada a partir de esa epoca no podia ni leer el periodico porque no daba vida.” Este maestro de obras tambien hizo unos chalets en las faldas del Naranco y se ofrecio a véndame uno pero nunca se nos permitió vivir allí. Era el de al lado el queria que fuéramos vecinos, este albañil tenia mucha curiosidad que una vez le preparé un viaje a italia porque tengo una cuñada que vive en sicilia y un dia hablando con el no se como le dije y se ofreció a venir conmigo. Lo primero que pensé fue que me daría el viaje porque no paraba de decir que estaba arruinado. Pero era exactamente lo contrario, no podía haber tenido mejor pareja y él siempre se ofrecía a pagarlo todo. Compré el chalet pero cuando terminé la fuente de la piscina nos retiramos. Solo había que poner los muebles y todo el equipo dentro. Pero en ese momento empezamos a pensar en el tema porque teníamos dos hijos y deberíamos haberlos llevado en el auto todo el tiempo, era una atadura grande… Entonces lo vendimos sin realmente vivir en él “.

Los ingresos

“Con ese dinero compramos juntos dos bajos en Padre Aller y un piso en el mismo edificio. Nos instalamos muy bien allí, ganamos dinero, compramos un solar en Villademor de La Vega en León. Porque cuando estaba completamente agotado del trabajo, tuve que tomarme unos días de descanso porque no quería terminar tomando pastillas o algo así. Cuando comenzó la crisis en 2008, el banco se quedó con la propiedad, el apartamento… Lo di todo. le he dado a un banco las dos bajas y a otro el piso la verdad yo estaba bien antes de la crisis yo tenia pie con los bancos y creo que si no hubiera tenido ese pie hubiera sido mejor porque me hubieran cerrado el grifo y no habría gastado nada. Pensé que la crisis iba a durar dos años, pero tomó más tiempo y era imposible aguantar. Así que subí y luego volví a bajar. Sabía cómo subir en y sacrificarme y eso me ayudó a que después cuando bajaba no tenía que tomar pastillas ni ansiolíticos ni nada.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *