close
close

La Jornada Maya – Adolfo Hass Naal, el primer comentarista de fútbol indígena en lengua maya

Yucatán > Deportes

Adolfo Hass Naal se convirtió en el primer comentarista de fútbol indígena en lengua maya. Narró dos partidos de fútbol de la selección de México. Durante su casting recordó cómo jugaba de niño en su Campeche natal, vio cómo colocaba los portones de la calle con piedras y pasto. Esto lo ayudó a inculcar una pasión no solo por el fútbol sino también por su lengua materna, el maya. “Siempre creí que la lengua maya me llevaría muy lejos”, dice con orgullo.

De esta forma, fue uno de los elegidos para narrar el juego en lengua indígena. El maestro maya reconoce que las nuevas tecnologías y las redes sociales son una herramienta para preservar la lengua; También cree que este tipo de acciones deberían repetirse localmente en fiestas y estados, como los Leones de Yucatán o los juegos de los Venados, entre otros, para que la gente en todas partes escuche maya.

Este sábado, como parte de las actividades culturales de La Noche Blanca “Vive otra vez”, la joven comunicadora realizó la conferencia Presencia de la lengua maya en el partido de fútbol México vs. Estados Unidos en el barrio La Ermita.

Ante el público, el locutor maya compartió su experiencia narradora el pasado 24 de marzo en el Estado Azteca, el encuentro deportivo en maya. “Es histórico porque nunca antes se había hecho”, dijo. También narró el partido del 30 de marzo entre México y El Salvador.

En general, hubo siete lenguas indígenas presentes durante los juegos. Adolfo era el abanderado de los mayas. Todo esto fue transmitido a través de canales de radio y llegó a todo el país.

“En una comunidad indígena, la radio es la mejor compañía para las familias. Luego se transmitió a nivel nacional en más de 260 estaciones de radio por Grupo W Radio y La que Buena”, dijo.

Durante los 10 minutos del primer partido sintió miedo y escuchó gritar a más de 40.000 personas: empezó a arrepentirse. «¿Por qué me mentí a mí mismo?», pensó; pero ese pensamiento duró sólo unos momentos.

Las cosas fueron mucho mejor en el segundo partido contra El Salvador, incluso tuvo la oportunidad de pitar un penalti de Raúl Jiménez.

Lo invitan a participar del proceso de casting a través de su cuenta de Instagram; Para postularse y ser seleccionado, recordó mucho de su infancia y cómo jugaba al fútbol con sus amigos. “Es lo que buscaban, proyectar mucho de la parte afectiva del fútbol y la radio. Crecí escuchando la radio, recordé cómo mi madre lavaba la ropa, ponía un taburete y encendía su radio”, dice.

Es importante para el locutor de radio que este tipo de proyectos también se replique a nivel local, que pueda haber narradores de juegos en maya y cualquier deporte. “Tenemos que creer en el talento que tenemos en casa, en las comunidades. Al igual que yo, hay varias personas que tienen este sueño, ser médico, ser el mejor jugador, un comunicador, hay que abrir estos espacios”, subrayó.

“Siempre creí que la lengua maya me llevaría muy lejos”, dijo. Y tenía razón, gracias a su labor de salvar y promover a los mayas, pudo visitar por primera vez el Estadio Azteca y narrar un partido frente a miles de almas vibrando en un mismo lugar.

El idioma maya es su lengua materna, fue la primera que aprendió. “Primero pienso en maya y luego en español”, admite.

Durante la pandemia del Covid-19 logró fundar la primera escuela virtual de idioma maya en Campeche, de nombre Nunkiní (Lugar por donde sale el sol), nombre de la comunidad de donde proviene.

También se apoya en plataformas digitales y sube diversos contenidos multimedia y videos relacionados con la enseñanza de la cultura y lengua maya.

“El eje central es el uso de la tecnología a favor de la lengua materna y la realidad es que aunque sabemos que hay varias comunidades que no tienen acceso a Internet, es necesario usarlo, pero igual es bueno haz esto, trabaja con aquellos que necesitan sembrar las semillas y déjate inspirar”, enfatiza.

Nuevamente, sugiere, esto funciona para que las personas que hablan maya o se consideran mayas no tengan miedo de expresarlo o aceptar el rechazo, ya que no tiene nada de malo ser indígena. No hay nada de malo en ser uno mismo. “Para los que decidimos salir de nuestra comunidad y vivir en una ciudad, es muy difícil porque tienes que hablar español, la gente que te rodea no habla el idioma maya”, dice.

Más información: https://nunkini.com/

Edición: Laura Spiegel

Add a Comment

Your email address will not be published.