close
close

La liga femenina busca una saltadora blanca para completar su debut profesional

En su temporada de debut como profesional, el Primera división femenina del fútbol español Ha visto un gran salto de calibre, tanto en el terreno de juego como en el económico. Televisión, patrocinadores y Consejo Superior de Deportes han hecho una fuerte campaña por la denominada “F-League” que les espera encontrar un patrocinador oficial que lleve el “naming”. que antes era de Iberdrola, pero el cambio de organizador de la competición le ha hecho perder la marca (tiene un acuerdo con la RFEF) y ha provocado suficiente interés de diferentes empresas para ser el patrocinador principalincluida la propia empresa energética.

Si al fútbol femenino le ha faltado algo para consolidarse en la élite del deporte español, tiene que tener cobertura televisiva a la altura. Por tanto, tras la firma del contrato, DAZN se hizo con los derechos audiovisuales para retransmitir la competición al completo durante cinco temporadas 35 millones de euros, más uno que paga Mediapro por la obra abierta y los resúmenes. En cuanto a la distribución de la financiación de los derechos, en previsión de un real decreto del gobiernoque adapta el sistema de distribución de dinero para la televisión.

Sam Kerr del Chelsea junto a Kylian Mbappé del PSG en la portada de FIFA 23

Otro impulso económico que recibirá esta competición es fruto del acuerdo entre los recién llegados Liga Femenina de Fútbol Profesional (LPFF)quien preside Beatriz Álvarezcon LaLiga para la comercialización de los patrocinios y acuerdos comerciales que ha conseguido 42 millones de euros. En este caso, el reparto será escalonado, por lo que la liga repartirá seis millones esta temporada, que aumentará a ocho millones anuales en los dos años siguientes. Los 20 millones restantes se repartirán entre las dos últimas temporadas del contrato, que vence en 2027.

A su vez, a principios de este año la Consejo Superior de Deportes (CSD) iniciaron un plan de socorro por el que salpicaron 18 millones de euros exclusivamente para la modernización de las infraestructuras de los clubes que conforman la cúspide del fútbol femenino español. Real Madrid Y Barcelona se han quedado a la zaga de estas ayudas porque no han tenido que implementar las reformas necesarias para mejorar la competencia. Son los clubes independientes de la liga, Madrid CFF, Tenerife y Sporting de Huelvael más preferente de estos recursos, con la ayuda de más de 1,3 millones de euros para cada uno.

Barcelona y Real Madrid en lo más alto

En cuanto a los presupuestos que maneja cada equipo para esta temporada, el Fútbol Club Barcelona Como antes, la transatlántica dispara su presupuesto tras la competición 12 millones de euros y está en camino a la rentabilidad en 2022-2023. lo sigue Real Madridel equipo que intenta romper la hegemonía blaugrana, con 6 millones (un 40% más que la temporada pasada).

Sin embargo, hay muchos equipos que no presentan oficialmente sus cuentas, ya que dependen de la estructura global del club, donde en ciertos casos están afiliados a la división masculina. Por su parte, el CDS ha reservado 2 millones de euros para los dos equipos recién ascendidos a la máxima categoría del fútbol profesional, Alhama El Pozo y Levante Las Planas.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *