close
close

La Mostra de Teatro Infantil pierde el apoyo de la UVigo y se cae del cartel navideño

La Mostra de Teatro Infantil de Ourense, MOTI, una de las citas de referencia en la programación cultural navideña de la ciudad de As Burgas, se cancela este año “por falta de apoyo”. Fue a las puertas de la temporada pasada cuando el Ayuntamiento de Ourense retiró su aportación económica tanto a este evento como a MITEU, la Muestra Internacional de Teatro Universitario que se celebra en primavera, ambos organizados por la compañía ourensana Sarabela.

A pesar de ello, en 2021 el MOTI creció manteniendo el patrocinio de la Universidad de Vigo y la colaboración con el Teatro Principal, lo que le permitió celebrar su 18ª edición con una versión reducida de la resistencia: cuatro funciones en el Teatro Principal y tres en el campus, más animación de calle.

Este no será el caso este año ya que la institución académica también se aleja de la Mostra y retira el aula de teatro infantil Geppetto de su oferta de talleres de extensión universitaria asociado a este concurso. De hecho, estaba preparando un espectáculo que se representaba en el marco de este festival.

Su director, Fernando Dacosta, anunció este lunes que el MOTI no llegará a su 19ª edición por “un cambio en la política de la universidad donde nació Mostra”, pero añadió que será así “en este momento”porque no entiende el fin último de esta oferta cultural “una de las más grandes en su género”.

Las razones de la UVigo

La UVigo cataloga esta decisión en un “Reorientación” del trabajo cultural que se desarrolla “en y desde” el campus de Ourense. Se refiere a recursos económicos “limitados” cuya gestión “tratamos de optimizar para el mayor éxito posible, en función de las necesidades y prioridades del momento”. Señalan que la idea en este punto es “repensar” la actividad cultural del campus para darle un enfoque “más vinculado al servicio a la comunidad universitaria (por ejemplo, innovación docente) y ampliación del radio de acción para la ciudad de Ourense, a achegalas tamén ás vilas”.

El MOTI ofrece diferentes géneros de teatro infantil. INAKI OSORIO


Desde la UVigo actúan sobre la larga tradición de apoyo y promoción del teatro “Dado que estamos muy orgullosos como institución”, y subrayan, “en la medida en que tengamos nuestras posibilidades económicas en todo momento, esperamos seguir contribuyendo a su desarrollo, no en el marco de la firme apuesta de la UVigo por la cultura “. Recuerdan que la próxima semana comenzarán en el campus las actividades formativas de las clases de teatro de la universidad (Rosaura, Cordelia y Maricastaña), que también imparte Sarabela.

247 funciones en 18 años

Desde la organización del MOTI señalan que este festival ha programado 247 espectáculos en 18 años. Durante estos años surgieron las compañías de teatro infantil Galicia, España, Portugal, Argentina, Canadá o Francialas cifras de 2.000 participantes y 60.000 espectadores: “Mantengamos vivo el espíritu del MOTI y si hay un cambio positivo volveremos con la 19ª edición”, dice Dacosta, que no oculta su tristeza por este nuevo giro can.

Acción del MOTI. BRASIL LORENZO


“Desde el MOTI hay tristeza y rebeldía por mentiras que han sido confirmadas por el actual gobierno de la ciudad o que he comprado para complementar el trabajo de derribo cultural que aún se está realizando. También a los que siguen estas consignas”, dice.

Este evento, que nació con la idea de ofrecer una programación cultural infantil de calidad en días tan especiales como la Navidad, contó con un presupuesto de 40.000 euros y reunió 18 espectáculos en una sola edición. Estas cifras se redujeron hasta que el Concello de Ourense, principal patrocinador, retiró los 18.000 euros que había aportado en 2019. Mostra sobrevivió con los 10.000 euros de la UVigo, pero este año también perdió ese apoyo.

Fernando Dacosta recuerda que el FITO, que tendrá lugar este mes (del 13 al 23) y el MITEU, ambos eventos también organizados por Sarabela, siguen en cartel, pero admite que la pérdida del MOTI les preocupará: “É parte do noso soño teatro e de la ciudad y también es parte de nuestro trabajo, pero nos preocupa más por los miles de niñas y niños que nos han acompañado durante tantos años y tantos espectáculos”.

Un festival que pretende transmitir valores

En cuanto a los ataques de los gobiernos locales, muchos de ellos relacionados con el número de espectadores, Dacosta señala que siempre han respetado el aforo recomendado por las compañías o asociaciones de teatro infantil para una buena recepción por parte de los niños. “Iso conoce a las miles y miles de personas que nos han acompañado al Hoxe, y con Iso Abonda, pero se sienten asediados”, admite.

Desde espectáculos con un aforo muy limitado (teatro para bebés) hasta aquellos de mayor formato, como espectáculos de circo o conciertos, la directora del MOTi destaca que “en cada edición se han agotado las localidades de más de una función”. Además, Fernando Dacosta destaca que el diseño de programas es mucho más que una selección de espectáculos. “Un espectáculo teatral no se debe programar sin criterio, no se trata solo de buscar números que se cumplan con creces con orzamentos adaptados y pensar en los valores que transmiten los espectáculos, la idea y el discurso del espectáculo. , los diferentes géneros que se presentan, en la coherencia de lo programado o no considerado en relación a nuestro idioma, entre muchos otros temas”.

El Teatro Principal, afectado por esto, continuará con su programación navideña que garantiza que habrá teatro en estas fechas pero fuera del paraguas de Moti, un certamen con nombre propio que se ha convertido en un referente para las familias en estas fechas. .

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *