close
close

Luis Gotte: De Balzac a Netflix

Entre 1830 y 1870 surgieron dos estéticas literarias que intentaron describirnos objetivamente la realidad, la del nuevo capitalismo: la industrial y la financiera. Anticiparon la situación de la clase obrera europea. Estos movimientos, REALISMO y NATURALISMO, miraron los aspectos cotidianos de la vida en ese momento. Entre los primeros tenemos a Honorato de Balzac y Emile Zola entre los segundos.

Estas dos líneas literarias influirán fuertemente en el espíritu del marxismo en las diversas revoluciones europeas y en la organización obrera, los sindicatos. Sus autores de alguna manera anunciaron los cambios políticos y sociales que se avecinaban.

En Hispanoamérica tuvo sus propias características, se les dio el carácter de costumbrista, gauchesca y localista. El más destacado ya la vez más controvertido de nuestros naturalistas fue Eugenio Cambaceres, quien describió los problemas que surgieron con la llegada de inmigrantes europeos a la Argentina y los cambios sociales de la época, y criticó a la oligarquía y su doble moral. . Dirá Benito Lugones: “Se podría decir que el ‘hedor de la gente’ de las novelas de naturaleza es demasiado repugnante. Tanto mejor: seremos como el cirujano, removiendo la mano en el fango de la carne podrida e inclinándonos sobre la peste para estudiarla a fondo.

Como se puede inferir, estos fueron tiempos de gran controversia, una imaginación desbordante y una escritura ávida. Donde leías, soñabas, se trataba de comprender el presente y anticipar el futuro. En completo contraste con nuestra realidad, en la que se lee y escribe muy poco. Nuestra realidad en el presente es descrita por Netflix; y el futuro lo presenta…Netflix.

En 2015 esta plataforma ya nos alertó sobre el mundo de la pandemia. crisis y caos. En 2018, el conflicto en la Europa eslava fue anunciado en varias de sus mejores series; recientemente estamos viendo la concentración de semillas por parte de grandes monopolios como Bayer-Monsanto. Y ahora mismo nos advierte sobre la pandemia del narcotráfico, sobre la gran variedad de series que se transmiten.

Sin entrar en los temas específicos de cada capítulo, hay algunas frases que sirven de denominador común entre ellos: “Nos deshicimos del monstruo, crearemos otro”, “Estamos desmantelando las grandes redes de tráfico de personas”. la DEA se los va a hacer cargo. “El papel”; “A todos se les paga con drogas, policías corruptos, jueces, fiscales, políticos, periodistas, menos los policías honestos que no cobran a tiempo…”. Otro punto de esta serie es convencernos de que la responsabilidad del narcotráfico radica en la pobreza existente en estos países, debido a gobiernos populistas y golpes de estado. Nunca, los Estados Unidos de América, tendrán su responsabilidad en la destrucción de toda la infraestructura industrial, tecnológica y científica en cada de nuestros países a través de los golpes de estado que financian, situación que nos llevó a esta pobreza desesperante y dejó a millones de hermanos hispanos sobreviviendo con la ayuda de los narcotraficantes.

Netflix no nos ofrece soluciones a este problema de Hispanoamérica, ni sus series tienen un final feliz. Nos advierte que esto seguirá…

Luis Gotte La zanja pequeña

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published.