close
close

Más de dos millones de madrileños aprovecharon este año los baños de verano, un 73% más que en 2021

MADRID, 25 (PRENSA EUROPA)

La temporada de natación de verano en Madrid, que comenzó el 14 de mayo y finalizó el 11 de septiembre sin incidentes significativos, ha vendido un total de 2.163.848 entradas, la cifra más alta de la historia y un 73% más que en 2021.

Además, el incremento ha llegado al 90% los fines de semana, canalizado por la instalación de más lectores QR en las entradas de los establecimientos. Se ofertaron un total de 4.166.666 plazas frente a las 2.453.034 de 2021 (un 70% más) y la media de asistencia ha alcanzado el 52%, el 67% los fines de semana frente al 51% y el 60% en 2021. Total se ofertaron 34.435 plazas diurnas frente a las 20.273 en el año anterior.

De los billetes vendidos, 1.341.585, el 62%, fueron para el turno de la tarde, mientras que 822.262, el 38%, fueron para el turno de la mañana. El récord de ocupación media del 79% se consiguió en el turno de tarde del fin de semana. Por edad, el 48% de los boletos comprados fueron para adultos, 19% para jóvenes, 17% para adultos mayores, 8% para niños y 8% para niños menores de 5 años.

2021 y 2022 fueron los años en los que más baños abrieron en los últimos ocho años. Diecinueve de las veintidós piscinas de verano estaban a disposición de los madrileños, mientras que de 2015 a 2020 se abrieron más piscinas en 17 años.

Tras las instalaciones, la piscina más solicitada por los madrileños ha sido CDM Casa de Campo, que ha vendido el 14% del total de entradas, alcanzando las 311.159, una media del 65% de su capacidad, seguida de Aluche con 184.083 y San Blas con 164.278 .

Por distritos, Moncloa-Aravaca fue el billete de billar más vendido con un 19% del total. Arganzuela, por su parte, fue el distrito con mayor grado de ocupación de piscinas, con una media del 90% y del 99% los fines de semana.

La delegada retratada Sofía Miranda se mostró muy satisfecha por “el gran aumento del número de plazas ofertadas en esta temporada de calor en la capital”. “Las piscinas de verano ya no son un motivo de conflicto, sino que se han consolidado como una forma alternativa de disfrute de los madrileños en los meses de más calor”, ha afirmado.

También ha agradecido el enorme trabajo de todos los departamentos implicados y sobre todo “de los ciudadanos, que en su mayoría se han comportado de manera ejemplar en el uso y disfrute de las instalaciones”.

Por tercer año consecutivo, la Policía Municipal no ha registrado incidencias graves esta temporada, a pesar de recibir cada día una media de 17.883 usuarios en las piscinas municipales, lo que ha sido una constante en los últimos años gracias al horario de turnos y al intenso trabajo de empleados publicos

Por otro lado, durante la temporada de piscinas de verano se produjeron un total de 279 quejas y reclamos, el 0,012% del total de usuarios, lo que, según el delegado, permite concluir que fue una “temporada segura” sin incidencias significativas. incidentes para los madrileños”.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *