close
close

No es el fútbol, ​​es la mafia – Federico Jiménez Losantos

La revelación de Esteban Urreiztieta en El mundo el saqueo de el Barça Para las estrellas mejor pagadas, estas son más mudas y, además, sirven de perpetua burla a quienes se han pasado la penúltima década declarando al club azulgrana cancillería del Kukux Klan. Prusiasse había convertido en arte, a través de la alquimia del mago piscoloniano y su Igor argentino, mudo a las lenguas de los dioses, que había sido una torpe patada de un balón cosido de trozos de cuero, con una vejiga adentro y atado con un cordel duro como la piel de Maritorne.

estamos en la víspera Copa del Mundo en Catar, pináculo de la corrupción deportiva. Sus Nibelungos son bastantes gremlins o tramo, que parecen ser hijos de Aldonza Lorenzo, de quien Cervantes dice que “tenía la mejor habilidad para curar puercos de toda La Mancha”. Pero estos han asegurado jamones de toda la vida con el dinero de las vedas del cerdo, ya sea en prisión (platini) o sin pisarlos. Ahora esta mafia hará sudar a los deportistas más caros del mundo antes de correr, para deleite de los más pobres hinchas con la camiseta de su ídolo y los pies descalzos. El mundo del fútbol ha aceptado una golondrina para dos y dos bandas –Fifa y Uefa– que destruye las mejores ligas durante toda una temporada. Nadie sabe los tendones, aductores, meniscos y ligamentos cruzados que estarán tan destrozados a los 50º estas Navidades tramo Y emiratos dar un paseo por la hierba, por el campo de golf.

Una corrupción de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba

La corrupción del FC Barcelona está llevando al extremo una tendencia universal en el fútbol moderno. Los hinchas aceptan endeudar al club para que estafen sus abonos, empeñar el coche para conseguir entradas y hacer todo tipo de sacrificios económicos para que su club gane. Pero no un partido, algo al alcance de cualquier equipo bien preparado, sino un título local, luego regional, nacional, continental y en el mejor sueño de poder estar en la lista de clubes campeones de Europa, la Champions League, la más preciado del mundo, el que suele acabar ganando Real Madrid.

Casi toda la corrupción moderna en el fútbol se deriva de intentar que un club, un símbolo nacional o internacional de un país, gane como el Madrid. El club afirma que la sustitución de las selecciones nacionales es fruto de la corrupción fifael presidente francés Sarkozy y el Emir de Catar que fundó el PSG. Fueron precedidos por políticos sin escrúpulos. cinta Y Berlusconi de Macron a Jesús Gil, testaferros de Putin como Abramovich y clubes de drogas Pablo Escobar O el pelea napolitana. Hoy vemos a una serie de emires petroleros comprando a los matones ingleses a precio de litio y a ricos americanos que creen que Benzema también juega con una pelota con un vaso de leche y pagan una fortuna por los matones que acabarían con la malaria en África y el comunismo en Latinoamérica, para sentarse de vez en cuando a la mesa con la auténtica aristocracia del fútbol: Bayern, Juventus, Liverpool, Manchester United, Milan, Inter, Atlético de Madrid, Ajax, Benfica, Porto y, sobre todo, Real Madrid.

Los hay que van y vienen, a merced de los inversores o de Hacienda: Chelsea, City, Tottenham, Newcastle, Valencia, Sevilla, Olympique de Marsella o Lyon. algunos los suben Copa de Europa Otros solo sueñan con recordar viejos triunfos y trofeos, Copas de Feria, Recopas de Europa y Europa Leagues: Zaragoza, Sevilla, Roma, Glasgow Celtic, Rangers o campeones de liga como el Leicester, desapareciendo a ligas inferiores que albergan el verdadero fútbol, ​​en el que los periodistas deportivos , los verdugos del lenguaje y la moda masculina ya no salen como entrenadores y futbolistas a contarnos lo que ya hemos visto.

La venta secreta del Barça

El FC Barcelona es uno de los grandes de Europa, un serio rival del Madrid gracias a su masa social, la protección de Montal de Montserrat por parte de la dictadura franquista y la visión empresarial de Núñez, Josechu de Baracaldo, que nunca lo fue. Me perdonas por no ser catalán ceba. Lo vi nacer y disfruté de su segundo mejor tiempo tras el de Kubala. vi debutar Cruyff con Palmeiras junto a Sotil, Marcial, Asensi y Rexach. Y ya de lejos la era de los trofeos europeos con el gol koeman. Luego vino la intolerable prosopopeya supremacista de Guardiolato y el mesinismo.

Y claro, tanto golpismo, tanto racismo destilado, tanta violencia disfrazada de benevolencia, y tanta cobardía vidriada de avaricia han desembocado en una doble hecatombe: el atrofiamiento del separatista Prusés, ahora en manos de Sánchez, y la corrupción de la Liga del Barça y el Barça por la Liga, con Laporta, Roures, Rubiales y Tebas. El laportismo y el palanquismo templados de Tocomocho son la apoteosis de una envidia patológica del Madridlo que ha desembocado en una estafa aplaudida por un público al que le da igual si lo despluman Messi, que “nos lo ha dado todo”, o lo vende Laporta y Roures, que “se van de casa”.

Lewandowski y los contratos simulados

La última palanca de 100 millones de roure, la de LewandowskiDicen que lo pagó una empresa con un fondo de tres millones dedicado a la reventa de obras de arte. Y tiene todas las características de una contrato simulado y fraudulento que no debería haberse aprobado nunca, pero es sólo uno de los escándalos actuales del Barça, autorizado por Tebas, que ha acercado lo máximo posible el tope salarial a la ética de Sánchez, que se estira o se encoge a su antojo, y que mientras lucha con La Banda de Geri y Rubí, el VAR y los árbitros se reparten con Roures para cambiar de marcador. Separatista, comunista y millonario Roures, dueño del club secreto, dueño del VAR y de las retransmisiones, incluidas las apuestas. Y mientras tanto Tebas compra la prensa deportiva con “no es fútbol, ​​es la liga”. gran verdad. Se trajo el fútbol a Qatar y se trajo la mafia de Palermo.

asignaturas



Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *