close
close

Nombramiento de la nobleza del fútbol en Qatar

Como cada cuatro años, el evento volverá a convertirse en la vitrina más importante del fútbol, ​​con la presencia de los mejores jugadores de la disciplina, dispuestos a mostrar sus talentos individuales en la búsqueda de ganar juntos.

Para los mortales es una excelente oportunidad de observar a semidioses como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, portavoces de generaciones y personalidades de Argentina y Portugal respectivamente.

Saber que ambos se enfrentan a su última batalla universal se convierte en sinónimo de tristeza. ¿Cómo digerir la despedida de quienes llevaron el concepto de rivalidad a un nivel casi sin precedentes? Pero las despedidas son parte del folklore de la vida.

Por mucho que la dicotomía del huevo y la gallina, la polémica Messi-Cristiano a veces suena a falacia del círculo vicioso: los criterios son múltiples y cada uno esgrime distintos argumentos para defender a su favorito.

Y si tenemos que hablar ante la presencia de ‘Pulga’ y ‘CR7’, nada más sucede cuando aparecen nombres como el belga Kevin de Bruyne, el francés Kyliam Mbappe, el polaco Robert Lewandowski, el español Pedri y los brasileños Neymar y Vinicius.

Todos llevan carteles de Superestrellas y toneladas de ilusiones ya que están llamados por diferentes motivos a llevar a sus equipos a la gloria en el Mundial más singular de la historia.

Sin la presión de los citados, Thomas Muller sigue en el punto de mira porque si el atacante alemán marca seis goles, estaría empatado con su compatriota Miroslav Klose (16) como máximo goleador de estas competiciones.

Pero también hemos sido testigos de un torneo marcado por las ausencias que acabaron con cualquier posibilidad de brillantez para otros miembros de la aristocracia del fútbol como Erling Haalang y Zlatan Ibrahimovic, quienes quedaron fuera en ese orden debido a la eliminación de Noruega y Suecia.

Al más puro estilo español, tener al androide Haaland, goleador de carrera, hubiera sido un ‘pasado’; aunque la lista es mucho más amplia, principalmente porque se trata de una feria con un calendario inédito.

Lejos de los protagonismos están jugadores como el holandés Georginio Wijnaldum, el portugués Diego Jota, el francés Ngolo Kanté, Karim Benzema, Raphael Varane, Christopher Nkunku y Paul Pogba, el alemán Marco Reus, el inglés Reece James, el brasileño Diego Carlos… .

Y pese a las continuas críticas de los anfitriones, Qatar arrancó su maquinaria en 2022 superando en su debut el triunfo de Ecuador y anticipando una trepidante carrera cuyo epílogo se producirá el 20 de diciembre, con solo dos equipos a punto de “morir” para escalar el Olimpo futbolístico.

jf/jdg

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *