close
close

Paco Plaza arranca con “Hermana muerte”, grabada en el monasterio de Cotalba, en el “día del terror”.

Producida para Netflix, la película está protagonizada por Aria Bedmar y cuenta en el reparto con Almudena Amor o Maru Valdivieso

VALENCIA, 28 (PRENSA EUROPA)

Ya está en marcha la nueva película del director valenciano Paco Plaza, esta vez llena de terror diurno que no necesita de la “oscuridad” para asustar al espectador. “La hermana muerte” es el título de este nuevo largometraje con el que Plaza vuelve a su tierra natal para rodar prácticamente la totalidad de la película en el Real Monasteri de Sant Jeroni de Cotalba entre l’Olleria y Gandia.

Sister Death es una película producida por El Estudio para Netflix con guión de Jorge Guerricaechevarría y protagonizada por la joven actriz Aria Bedmar y en cuyo reparto se encuentran algunas de las actrices que ya se encuentran en el repertorio de Paco Plaza, como Almudena Amor, Maru Valdivielso, Luisa Merelas, Chelo Vivares o Consuelo Trujillo; así como las debutantes Sara Roch, Olimpia Roch, Adriana Camarena, Marina Delgado y Claudia Fernández Arroyo.

Esta nueva película conecta con el universo de “Verónica” (2017), también del mismo director, y trae de vuelta a uno de sus personajes secundarios “más enigmáticos”, Sor Narcisa, también conocida como “La Hermana Muerte”.

Así Plaza se remonta a los inicios del personaje, cuando Narcisa -en la piel de Aria Berdmar- llega a la España de la posguerra, entonces una joven novicia con poderes sobrenaturales, a un antiguo convento reconvertido en escuela de niñas para trabajar como un maestro para unirse A medida que pasan los días, los extraños sucesos y las situaciones cada vez más perturbadoras que les aquejan les llevarán a desentrañar el aterrador hilo de misterios que envuelven al monasterio y aguardan a sus habitantes.

“Tenía muchas ganas de explorar el universo de este personaje”, reconoce Paco Plaza, quien reconoce que a pesar de que esta precuela no estaba planeada durante el rodaje de Verónica, estaba “enamorado” de este “enigmático” personaje. “Me parece que los personajes que tienen un misterio te quedan un poco y tienes que sacarlo de alguna manera”, dice el director en una entrevista con Europa Press.

“Creo que es algo que muestra cuidado en los guiones, cuando entiendes que hay una historia detrás de un personaje más que alguien diciendo unas palabras”, continúa. “EL CONVENTO NOS DIO TODO”

“Prácticamente el 90%” del largometraje transcurrirá entre los muros del Real Monasteri de Sant Jeroni de Cotalba, situado en la CV-60 entre l’Olleria y Gandia, que ha recibido al equipo de rodaje durante nueve semanas de grabación. El resto de escenas se desarrollarán en otro lugar de Madrid, según ha confirmado la producción.

El equipo de producción de la película destaca que es un “rodaje muy complicado y muy intenso”, pero valoran “la intensidad que te dan los espacios que ya tienes versus los espacios que construyes”.

Los orígenes del monasterio se remontan al siglo XIV, cuando iba a ser construido por el Conde de Denia, Alfons el Vell, y desde entonces ha tenido una larga “historia real” que continúa hasta nuestros días y es propiedad del familia Trénor, quienes la adquirieron después de la desamortización. El monasterio también perteneció durante mucho tiempo a los Borgia, quienes ordenaron modificarlo cuando compraron el Ducado de Gandía.

Así, estas “tres etapas de intervención”, según Abel Balbastre, guía del monasterio, hacen de Cotalba un “monasterio completamente ecléctico” que combina estilos barroco, gótico, renacentista o neoclásico. “Nos atrajo ese gótico mediterráneo, el gótico fallero”, coinciden el equipo de producción y arte.

En ese sentido, Enrique Lavigne, uno de los productores junto a Pablo Cruz, afirma que el convento “les dio todo”. “De hecho, hay salas que cuando las vemos en el guión nos sugieren cosas que antes no pensábamos”, añade.

Aunque es valenciano, el propio Plaza admite que ni conocía el convento ni pensó originalmente en dar la bienvenida a la Hermana Muerte a la comunidad. “Fue un hallazgo”, comenta a los medios, explicando que lo encontraron a través de un geolocalizador tras “buscar por toda España”.

“Cuando lo encontramos, pensamos: no hay otro lugar”, cuenta Plaza, quien agrega que cuando el equipo llegó al lugar, pensaron “era como abrazar el mar Mediterráneo, rodeado de campos de naranjos, con eso. “Mucho blanco, con esos insultos… Sentimos que la película iba a depender mucho de cuán regional fuera”, explica.

En este sentido, el director señala que, desde su punto de vista, las películas que más trascienden o “que más viajan” son “las más locales”. “Lo que te interesa es saber cosas que no son tuyas. Creo que es muy bueno anclarlos muy claramente en un contexto geográfico”.

Así, Plaza explica que “la película está ambientada abiertamente en la comunidad valenciana” y que en ella el espectador podrá ver cómo las monjas protagonistas preparan dulces típicos valencianos o las inconfundibles ‘rajolas’ de esta zona, que decorarán algunas partes del convento . “No nos escondemos donde estamos, en Gandia”, dice el director.

A diferencia de Verónica, que está basada en hechos reales, esta película, cuya fecha de estreno aún no se conoce, cuenta una historia completamente ficticia. “Es una fábula sobre un personaje de la otra película”, dice Paco Plaza. “LA ICONOGRAFÍA CATÓLICA ES INMEDIATA”

Cuando se le pregunta cuál es el motivo del uso vulnerable de símbolos religiosos en las películas de terror, Plaza es claro: “La iconografía católica es inevitable”. “Tenemos una iconografía muy rica, ni siquiera lovecraftiana”, dice entre risas.

Asimismo, el director ha destacado el carácter “enigmático” de las monjas a raíz de la “anulación de la personalidad”. “Creo que hay algo muy bonito que nos lleva al enigma y misterio de las monjas, y lo más importante, que son personas normales, hasta un momento en que dejan de serlo, incluso cambian de nombre, dejan de ser diferentes. de los demás… hay algo muy misterioso en ese alejamiento de lo que uno es”. TERROR EN DÍA BRILLANTE

El color blanco impregnará todo el largometraje, explicó el equipo de filmación. Esta elección de paleta de colores no fue premeditada, pero Plaza señala que desde el principio “no querían volverse un cliché y no caer en el olvido”. “Queríamos luz de día”, explica el director.

Esta elección, a su vez, mimetiza las características del propio monasterio, en el que predomina un color blanco, en gran parte debido a las epidemias de peste que azotaron la zona, obligando a pintar los muros de piedra de este color.

Según el director, es “a priori” que “lo que no vemos nos asusta” y “lo que no vemos, no lo vemos porque está oscuro”. Por tanto, es “más complejo trasladar estas sensaciones, intentando que lo que ves sea lo que te da miedo”.

“El clásico del terror suele ser negro y oscuro, pero hacer que parezca que no podemos ver las cosas, no porque esté oscuro, sino porque no podemos verlas, me pareció un desafío”, explica Creator, quien destaca la sensación de “ansiedad” provocada por “saber que no estás viendo algo que deberías estar viendo”.

A nivel personal, Plaza ha admitido sentirse “tranquilo” y “muy cómodo” con el rodaje. “Tampoco puedo ocultar el hecho de que estoy muy contento con lo que estamos haciendo”, admitió.

Hace apenas unos meses, en enero de 2022, tuvo lugar el estreno de ‘Abuela’, dirigida por Plaza y protagonizada por Almudena Amor. No obstante, el director explica que esta nueva película será “más abierta y agradable para los fans”.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published.