close
close

Productores independientes se sienten traicionados por el gobierno, “la foto es más importante” – Libertad Digital

El nuevo Derecho Audiovisual Pretende regular todas las comunicaciones audiovisuales, tanto cinematográficas como de plataformas. A los debates sobre la obligación de plataformas como Netflix o HBO de tener un porcentaje de su catálogo en catalán, gallego o euskera, se sumó a última hora la exigencia de ERC de apoyar a la PGE de Pedro Sánchez o la cuota de producción de mujeres la de la independiente unos Productores capaces de cambiar todo el panorama industrial de España favoreciendo aún más el duopolio de Antena 3 y Telecinco.

“El Gobierno socialista ha introducido una enmienda a la traición, la insidia y la adicción nocturna, haciendo a los productores independientes dependientes de facto de las empresas dependientes de las televisiones privadas”, asevera. libertad digital Jordi B. Oliva, Presidente PROA (Asociación de Productores Independientes). Por ahora Por ley, las televisiones privadas deben invertir el 5% de sus ingresos en ficción española6% en el caso de la televisión de servicio público.

Las dos principales compañías de televisión. Atresmedia y Mediaset cuentan con sus propias productoras cinematográficas, como en el caso de Atresmedia Cine o Telecinco Cine. empresa que antes eran considerados dependientes. Con el cambio introducido por el PSOE la semana pasada”Cuando trabajan para un tercero, se vuelven técnicamente independientes“.

Es improbable una alianza entre Antena 3 y Telecinco para producir las películas del otro. Pero la obligación de invertir el 5% de las ganancias no solo afecta a las cadenas de televisión tradicionales, también afecta a las plataformas de streaming, y aquí radica una de las claves. De esta forma, PROA ve muy factibles alianzas entre empresas a medio plazo, p. Telecinco y Netflix, por ejemplo, para que se produzcan entre sí a través de sus productorasque ahora se considera independiente y se beneficia de este 5% obligatorio de la ley.

“Cuando Buendía Estudios trabaja para Antena 3 son dependientes porque son de su propiedad, cuando trabajan por cuenta ajena se benefician del 5% de la inversión obligatoria de las plataformas.” a las grandes empresas dependientes de la televisión y a las pequeñas independientes compañías idioma dupolarizar y el diseño editorial en el que los más pequeños desaparecerán”.

Cuando los creadores independientes “desaparezcan”, toda la parrilla de programación de los canales terminará en sus manos, desde informativos hasta películas y series, los mensajes serán monolíticos y recurrimos al pensamiento único“.

“Lo más importante es la foto”

Jordi B. Oliva explica libertad digital cómo fue la negociación con el gobierno, “nos escuchaba, pero no nos hacía caso”. Al inicio del proceso, “estamos reuniéndonos con los ministerios de Economía y Cultura”, pero cuando la semana pasada se presentó la solicitud del PSOE, “volvimos a pedir reunirnos con el ministro de Cultura, Miquel Iceta, y aún no ha nos respondió”. Sin embargo, Iceta estuvo “en Cannes este jueves para hacerse la foto con productores independientes porque aparentemente la foto es más importante que negociar y hablar con nosotros”.

En cuanto a la posición Unidas Podemos asegura que “han sido muy sensibles a nuestras demandasla enmienda que propusieron habría revocado la ley del PSOE”. Sin embargo, tras muchas buenas palabras y sensibilidad hacia el cine español, la verdad es así. Podemos se abstuvo en la votación final en que se aprobó Derecho Audiovisual aunque no incluyó su enmienda. En este sentido, Jordi B. Oliva se limita a afirmar que “dada la aritmética parlamentaria con la abstención del PP se aprobó la ley, entiendo que por motivos internos no quisieron votar en contra y se abstuvieron, no sé cuándo”. esta decisión se tomó como una estrategia de abstención”.

Estrategia o no, la verdad es que Podemos que, junto al PSOE, siempre se han jactado de preferir el cine español, no votó en contra. Entonces, ¿de qué sirve estar en el gobierno? Curiosamente, fue un gobierno del PP con José María Aznar al frente, que en 1999 obligó a los operadores públicos y privados a invertir el 5% de sus ingresos en el cine español. Como nunca le dieron las gracias, todo lo contrario.

Si la ley no se corrige en el Senado y finalmente entra en vigor, ¿veremos la próxima gala de los Premios Goya del cine español gritando contra el PSOE y Podemos? ¿O se callarán porque Pedro Sánchez y Yolanda Díaz volvieron a fotografiarlos?

Add a Comment

Your email address will not be published.