close
close

“Queremos acortar los tiempos de adaptación al fútbol europeo”

Hace unos días, el Club América, fuente inagotable de talento, anunció la marcha de otro de sus equipos juveniles a Europa. Dagoberto Espinoza, de 20 años, se mudó a Bélgica para unirse al Cercle Brugge. Con esta transferencia Las Águilas se consolidan como uno de los clubes mexicanos líderes en la exportación de jugadores al viejo continente. Raúl Herrera, director de Fuerzas Básicas, habló con AS México sobre la metodología que trabaja la institución azulcrema en la formación de los equipos juveniles y la exportación de jugadores al exterior, y explicó cómo ha sido la apuesta del mediocampista juvenil por el fútbol belga.

—¿Cómo funciona y qué metodología se utiliza en juveniles ya la hora de exportar jugadores al extranjero?

Trabajamos con un estilo muy europeo, por eso apostamos desde el principio. Un modelo que se caracterizaría por la intensidad, por las pocas pausas en el entretiempo, el juego en un espacio reducido, y de ahí a partidos más condicionados, a partidos más condicionados once contra once, donde sí, ya estamos todos trabajando en el modelo. A ser implementado. La idea inicial es trabajar lo más cerca posible de la metodología europea y luego cuando exportamos un reproductor, la adaptación se hace lo más rápido posible.. Eso sí, esperamos que ahora, con los futbolistas que hemos empezado a enviar, se cumplan esas expectativas de progreso y ajuste de plazos.

—¿Qué perfil te ‘construyes’ de joven para estar preparado para entrar en el mercado europeo?

No se puede pretender ‘hacer’ un perfil solo para enviarlo a Europa, solo hay que preparar un jugador con el perfil que necesitamos para el juego que queremos desarrollar en el club y a partir de ahí se adapta a todo el fútbol. Sí, es cierto que en Europa juegan con las líneas más avanzadasdonde los centrales tienen que ser más rápidos que fuertes, los laterales tienen que tener mucha llegada y mucha profundidad, pero no puedes basar tu modelo de trabajo en formar jugadores para exportar porque terminas descuidando el importancia de entrenar a los jugadores para vestir tu primera plantilla.

“¿Cómo se conectan los dos objetivos?”

Con tu forma de entrenar, exigente lo que imaginas que también te tienes que adaptar a las ligas europea, holandesa, belga, portuguesa o donde sea, es mucho más fácil adaptarse desde el primer día. Este perfil también incluye un estilo de vida, como enseñarles a comer, a cuidarse, cuando comer proteínas, cuando comer carbohidratos, cuando no, descansar las horas

necesario, etc. Si no se adquiere todo eso, después de la emigración pueden perder hasta un año de ajuste, y eso es mucho tiempo en el fútbol actual. Cubrir estos aspectos es fundamental para un jugador en Europa.

—¿Cuántos jugadores estadounidenses se han exportado últimamente?

En este último periodo hemos trabajado con las salidas de Morrison Palma, Paolo Ríos, Santi Naveda y la más reciente de Dagoberto Espinoza y también hemos trabajado con la salida de Jorge Sánchez.

—¿Cómo se concibió la reciente partida de Dagoberto Espinoza? cuál es tu historia

Dagoberto es un chico muy joven que ha cambiado mucho físicamente en los últimos años. Jugaba de delantero y decidimos convertirlo en centrocampista ofensivo para capitalizar ese arranque y su llegada al ataque. Cercle Brugge no fue el primero en preguntar por él, llamó la atención de varios clubesSí. Es cierto que lo conocía Carlos Aviña, que no sé si se hizo más fácil, pero fue más rápido.

Lo enviamos a un período de prueba, les gustó y ahora que ha comenzado la temporada se ha incorporado a él y estamos muy emocionados de que se pueda adaptar, que pueda progresar, que tenga una oportunidad en el primer equipo. Esa es la idea, a ver qué pasa en los próximos dos años, si está listo para volver al América o si se va a un club. Aquí estuvo en la Sub 20, es cierto que jugó un partido en Primera División, pero entendemos que estar un año o dos en Europa fue positivo para su formación. Es un chico joven que ya tendrá antecedentes y experiencia para luego venir a América y convertirse en un jugador destacado o se decide una venta.

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *