En una final de fútbol solo hay dos sensaciones, la gloria y la derrota. Pero por la necesidad de seguir con vida, nos aseguramos que...