Terminar una relación, incluso una tóxica, nunca es fácil. Tendrás momentos en los que querrás llorar todo el día y presionar un botón que avanza...