Los rayos del sol, el viento, el agua salada del mar, el cloro de la piscina, la transpiración excesiva… Son numerosos y variados los elementos...