Entras a TikTok. Encuentras un video y te detienes a mirarlo. De repente, sin querer, refrescaste la página y la publicación que estabas viendo aún...