close
close

todo lo que debe tener en cuenta durante la instalación

Después de poner sobre la mesa las diez cuestiones más importantes a tener en cuenta a la hora de plantearnos un suelo de madera para nuestro hogar, volvamos a hacer lo propio con la piedra y la ventaja de elegirla como material para suelos de exterior.

1 ¿Por qué elegir suelos de piedra?

Se caracteriza por su resistencia a la intemperie y su funcionamiento casi libre de mantenimiento. La amplia gama de piedras, colores y acabados le permite elegir la mejor opción, en función del clima y el paisaje, sin cometer errores. Además de ser un producto natural con innegables ventajas (belleza, elegancia o durabilidad), su vigencia siempre ha estado garantizada por su uso.

2 ¿Cuáles son los más utilizados?

Granito por su dureza y buen comportamiento en ambientes húmedos. Piedra caliza, muy apreciada en la arquitectura contemporánea por su luminosidad. Arenisca, por su aspecto arenoso, gama de colores y resistencia al desgaste. La pizarra, por su impermeabilidad y la elegancia de sus tonos oscuros. Mármol por su valor estético y durabilidad. Cuarcita por su resistencia a los cambios de temperatura.

3 ¿Qué piedra elegir según el clima?

La arenisca y la piedra caliza son buenas opciones en áreas cálidas porque no retienen el calor. En climas lluviosos es recomendable utilizar piedras impermeables y antideslizantes como granito y pizarra o con superficie abujardada para mejorar la adherencia. En las zonas heladas que degradan la piedra, son adecuadas las menos porosas: granito, mármol, cuarcita o pizarra.

4 ¿Qué formatos puedes encontrar?

De todo tipo, regulares o irregulares, desde losetas pequeñas para mosaicos hasta losetas grandes de 1,20 mx 1,00 m. El estándar es de 60 cm x 40 cm o 60 cm x 60 cm. Los tamaños grandes se asocian con diseños modernos y, a menudo, alcanzan precios elevados. El formato debe ser adecuado para el uso del parche. Un pavimento de adoquines resiste el paso de los vehículos, mientras que las piedras del río son agradables para caminar por un sendero del jardín.

5 ¿Qué piedra elegir para qué zona?

Se recomiendan piedra caliza y arenisca para los bordes de las piscinas. No se calientan con el sol y tienen un tacto suave que hace que caminar descalzo sea cómodo. Deben evitarse las superficies pulidas. En el área de la parrilla, se da preferencia a las piedras resistentes a las manchas y al ácido, como el granito, que son fáciles de limpiar. Si se elige una piedra porosa, se debe aplicar un sellador.

6 ¿Qué tratamientos se recomiendan?

Los productos hidrofugantes mantienen la piedra en perfectas condiciones. Se deben aplicar dos capas. La piedra se puede entregar ya pretratada de fábrica y basta con aplicar una segunda mano sobre la superficie limpia en obra. El tratamiento de sellado es importante para piedras porosas como piedra caliza o arenisca. Ofrece protección contra las manchas sin formar una película superficial, les permite respirar y sin cambiar su color.

7 ¿Importa el acabado?

Sí, cambia por completo el aspecto final de la piedra y cómo se siente al tacto. El pulido resalta texturas y colores, mientras que el pulido logra un efecto similar pero en un acabado mate. Sin embargo, las superficies rugosas son preferibles al aire libre, p. B. flameado, que se logra flameando piedras como el granito y le da un aspecto vidriado. raspado utilizado en arenisca o abujardado que es rugoso y homogéneo.

8 ¿Qué estilos se pueden conseguir con piedra?

A pesar de ser un material tradicional, la piedra se adapta a todo tipo de ambientes. Las losas irregulares de pizarra o piedra caliza consiguen un aspecto natural que armoniza con los estilos rústicos. Los suelos de piedra redondeados bordeados por tiras de azulejos se mezclan con ambientes clásicos. En zonas exteriores exigentes, el mármol, la caliza o el granito con superficie apomazada aportan elegancia.

9 ¿Requieren mucho mantenimiento?

Apenas requiere cuidados especiales, basta una limpieza inicial a fondo para eliminar los residuos de obra. Luego solo se limpia con agua a la que se le puede agregar un jabón de pH neutro. Se deben utilizar productos específicos para eliminar las manchas de grasa, óxido, cera o ácidos (limón, vino, etc.). Evite los productos químicos agresivos como la lejía o el amoníaco.

10 ¿Es la piedra un material sostenible?

Sí, lo es. No es necesario utilizar productos químicos para extraerlo. Los residuos de producción se convierten en materiales de construcción. Su durabilidad garantiza años de uso, como atestiguan las antiguas obras romanas. Al final de su vida útil, puede reutilizarse para otros trabajos o, si no es posible desmontarlo, reciclarse. A partir de la piedra reciclada se fabrica cemento o cal, o se elaboran pinturas y adhesivos.

Estas son las cinco marcas a tener en cuenta y consultar todo su catálogo:

Tags:

Add a Comment

Your email address will not be published.