close
close

Un atlas climático como ayuda para la toma de decisiones en agricultura o salud

Aragón tiene Un nuevo atlas climático interactivo, que permite el análisis de tendencias y fenómenos climáticos extremos con el objetivo de poder utilizarlo la predicción de incendios, con fines agrícolas o incluso sanitarios. “Si vemos que la temperatura en una zona ha subido mucho, podemos decidir que la tierra ya no es apta para el tipo de cultivo que hay”, explica Carlos Gamarra, director general de Cambio Climático y Educación Ambiental. Según explica José María Salvador, director general de Ordenación del Territorio, también se trabaja con el Servicio de Salud para definir las enfermedades más comunes en cada área sanitaria y ver si la situación meteorológica puede relacionarlas.

Estas son algunas de las funcionalidades con las que estamos trabajando en el nuevo atlas proporciona mapas promedio mensuales de 1991 a 2020 e información diaria de 1950 a 2020. La intención, ha asegurado Gamarra, es que esta información “no quede obsoleta”, aunque todavía no se ha determinado cómo se actualizará, ya que son datos que hay que tratar. El modelo anterior era de 2007.

Para obtener toda la información, existen 3.900 puntos de recogida de registros de precipitación y 2.800 estaciones de temperatura. “Hay más de 150.000 datos sobre el clima de Aragón, en su mayoría de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)”, estresado. Este nuevo atlas pretende no solo servir al Gobierno de Aragón para la toma de decisiones, sino también que sea consultable por cualquier persona desde casa. “Se puede descargar un rango de datos con una precisión de un kilómetro. Esta información puede resultar interesante para un usuario curioso, pero es fundamental para un usuario avanzado”, explica Miguel Ángel Saz, doctor en Geografía por la Universidad de Zaragoza.

Tabla de contenido

El tiempo en Aragón

Señaló que la comunidad tiene un clima “complicado” ya que tiene índices extremos de temperatura. “En 2021 la amplitud térmica fue de 60 grados en algunas zonas, llegando a -20 en invierno y 40 en verano”, explicó. Espacialmente nada ha cambiado; pero está comenzando a ver y trabajar en la “tendencia pronunciada de calentamiento en las estaciones meteorológicas, especialmente en verano”. es producido un aumento importante de la mínima, lo que provoca cada vez más noches tropicales, estos son los que se superan los 20 grados.

“Y en cuanto a las precipitaciones, las tendencias a nivel de todo el territorio no son tan claras”, explicó. En ese sentido, señaló que al parecer sí “La atmósfera ha olvidado cuál sería la precipitación habitual”a medida que estos fenómenos se vuelven “menos estables”.

Add a Comment

Your email address will not be published.