close
close

Una mujer soltera de ‘First Dates’ sobre las relaciones esporádicas: ‘Es como vender carne con descuento’

“First Dates” genera todo tipo de encuentros entre solteros que acuden al restaurante del amor. Desde enamoramientos a primera vista hasta rechazos instantáneos. Hubo un sentimiento entre Gisseeth y José desde el principio, por lo que disfrutaron de una cena con dos amigos que no se acuestan con todos.

Gisseeth tiene 22 años y está acostumbrada a ser el centro de atención: “Soy como un bolso de Chanel, pero en edición limitada”. En el lado sentimental, asegura que las cosas le han ido bien, pero a veces las personas tienen objetivos diferentes y las cosas no pueden salir bien. La joven le dijo a Carlos Sobera que un sueño está a punto de cumplirse mientras se prepara para convertirse en “azafata de vuelo, comúnmente conocida como azafata”.

Encuentra un hombre que se cuide, sepa tomar decisiones, tenga planes a futuro y en ellos visualice “yo se lo que quiero y eso es lo que me gusta mucho en una mujer”. José, su cita o su capitán, se define como un hombre de mar: «Me sacas del mar y me ahogo». El soltero le dijo que estaba trabajando en un barco y que su sueño era convertirse en capitán. También explicó que tiene una fuerte conexión con el agua y que puede sentir su poder curativo y su energía positiva “ya sea en el mar o en la piscina”.

No tuvo mucho éxito en el amor: no tuvo muchas relaciones, y le explicó a Gisseeth que su trabajo era un obstáculo para él. Ella lo entendió perfectamente, pero a él le resulta muy difícil mantener una relación con sus dos trabajos y ambos ponen el trabajo primero.

Durante la cena salieron algunas contras de su amor, pero decidieron conocerse más y jugaron al “rasca y gana del amor”. José admitió querer tener más relaciones sexuales de las que tiene porque aunque parece un buen chico, se define como un hombre muy activo y “un poco cerdo”. Ella estuvo de acuerdo, admitiendo que sentía que era importante “no caer en la monotonía”.

La soltera se mostró bastante tensa al hablar del tema pues sintió que valía demasiado para acostarse con cualquiera: “Es como vender carne a precio de descuento, está buena, te la comes, pero no se te queda en la memoria”. Ambos estaban encantados de haberse conocido, pero su relación parecía imposible.

Al momento de la decisión final, José manifestó que sus trabajos no eran compatibles para iniciar una relación y ella lo entendió. Para Gisseeth, tenían tanto en común que lo consideraba más un mejor amigo que un compañero.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *