close
close

Vespella de Gaià, el municipio del Camp de Tarragona con más piscinas por cada 100 habitantes

Con una población de 465 personas, lidera esta clasificación en el Camp de Tarragona con 208 piscinas

Hasta 52 municipios de Cataluña cuentan con más de 1.000 piscinas en su municipio, ya sean públicas o privadas, y nueve de ellas se concentran en el Camp de Tarragona, según el Instituto de Estadística de Cataluña. Calafell es la ciudad que ocupa la corona en la delimitación con un total de 2.732 plazas a regar, número que le permite situarse en la ciudad arriba 5 de la comunidad autónoma.

El Vendrell y Mont-roig del Camp completan el podio especial de la comarca en esta terna, en la que también están Tarragona y Reus. Sin embargo, hay otro núcleo urbano que, a pesar de tener una población de apenas 465 habitantes según el censo de 2021, lidera una categoría diferente: Vespella de Gaià.

Esta ciudad del Tarragonès es la segunda más grande de Cataluña con 45,41 con la mayor concentración de piscinas por cada 100 habitantes y la primera del Camp de Tarragona. En otras palabras, solo según las estadísticas, solo necesitaría hablar con dos personas para saber cuál tiene piscina.

Este fenómeno se explica por la elevada presencia de segundas residencias y residentes temporales, situación que se repite en Querol, el segundo municipio de El Camp con mayor densidad de piscinas y el cuarto de las cuatro provincias catalanas (38,97 por cada 100 habitantes). con un total de 212). El consistorio muestra que hay entre 700 y 800 casas en la ciudad, aunque allí solo están empadronadas 544 personas.

césped o piscina?
Mont-roig del Camp es uno de los pocos pueblos del Camp de Tarragona que concentra más piscinas por cada 100 habitantes ya la vez tiene el mayor número global (20,13 por cada 100 habitantes; 2.554 en total).

A pesar de la sequía y la falta de lluvias -algunos concejales, como los de Reus y Sarral, han instado a los vecinos a hacer un uso responsable del agua-, Josep Lanaspa, gerente de Nostraigua, la empresa municipal encargada de gestionar este inmueble, nadando por posibles Las piscinas no representan ningún daño ambiental importante siempre que estén bien mantenidas. “Cuesta más agua tener un césped que una piscina”, explica.

Explica que tener un jardín significa regarlo constantemente, mientras que no es necesario renovar constantemente el agua de una piscina, que necesita ser filtrada. Lanaspa afirma que cuanto más se gasta, la tasa de agua aumenta exponencialmente. Para la zona “lujo” a partir de 18 metros cúbicos por persona y día, el Tribunal de Cuentas cobra una tasa de 4,40 euros por metro cúbico.

“Este tipo de fijación de precios era una forma de generar ahorros. Puede ser un poco abusivo, pero en el frente ambiental, es efectivo”, dice. En Mont-roig, destaca que el consumo medio no supera los 0,25 metros cúbicos por casa y día, un resultado “no muy elevado” dado el número de piscinas.

Add a Comment

Your email address will not be published.